Miles de personas reclaman en Madrid el fin de la desigualdad y la precariedad laboral

“Este Primero de mayo debe servir para que dejemos claro que estamos dispuestos a defender también en la calle como sociedad lo que hemos elegido en las urnas”, han reclamado.

Miles de personas han salido esta mañana de martes, 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo, a las calles del centro de Madrid convocados por los sindicatos CCOO y UGT bajo el lema ‘La lucha continúa: + derechos + igualdad + cohesión. Primero las personas’.

En una marcha que ha partido al mediodía de la plaza de Neptuno y ha finalizado en la Puerta del Sol, los líderes sindicales han reclamado que «la agenda política se tiene que conciliar con la agenda social. La lucha contra la desigualdad y la construcción de un nuevo Contrato Social deben situarse en el centro de las prioridades de la agenda política”.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha enumerado las demandas que los sindicatos van a plantear al Gobierno, empezando por aquellas que quedaron pendientes en la anterior legislatura, como la modificación sustancial de la reforma laboral.

“La derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral es una condición previa para un nuevo Estatuto de los Trabajadores -ha afirmado- y garantizar el sistema público de pensiones, con la derogación de la reforma de pensiones del Partido Popular de 2013, además de que se recupere la revalorización con el IPC y se elimine el factor de sostenibilidad».

No acaban ahí las demandas sindicales, que Sordo ha resumido en el decálogo que CCOO y UGT presentaron a los distintos partidos políticos antes de las elecciones generales. “Vamos a pedir que se de salida a la ILP para una prestación de ingresos mínimos registrada en el Congreso, así como una reforma del sistema de protección por desempleo».

El secretario general de CCOO, sin omitir el fin de la Ley Mordaza y el artículo 385.3 del Código Penal, ha emplazado también al próximo Gobierno a acometer la reforma fiscal, reclamando una subida de impuestos a las rentas altas y del capital para financiar las políticas de inversión que necesita el país, para tener más y mejores servicios públicos. “Es el momento de reducir la diferencia de -8 puntos en los ingresos respecto a la Unión Europea”.

Finalmente, ha apelado a la CEOE para que se incorpore a las mesas de Diálogo Social y cumplan lo pactado en el AENC sobre todo en relación al Salario Mínimo. Ha explicado, por otra parte, que los sindicatos ponen el foco en la negociación de los convenios, «que están registrando una recuperación de los salarios, subiendo por encima del IPC, hecho que los sindicatos quieren consolidar en los próximos meses, especialmente en el caso de los salarios más bajos». Subida de salarios, lucha contra la precariedad e igualdad entre hombres y mujeres, son los objetivos de CCOO y UGT en la Negociación Colectiva, ha recalcado.

En este sentido, Unai Sordo ha recordado que el crecimiento macroeconómico de los últimos años «no se ha trasladado a los salarios». Asimismo, ha calificado de “escandaloso” que más de la mitad de los contratos indefinidos no pasen de los dos años de antigüedad y que la rotación en la contratación ascienda a 5,4 contratos al año.

«Menos tacticismo y más pensar en las personas»

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha reclamado este 1 de mayo como «el día en el que tenemos la gran oportunidad de defender en la calle el resultado de las elecciones”. “Este Primero de mayo debe servir para que dejemos claro que estamos dispuestos a defender también en la calle como sociedad lo que hemos elegido en las urnas”.

Pepe Álvarez ha manifestado que “el Gobierno tiene que responder a lo que han votado la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas porque lo contrario sería un fraude a los ciudadanos. Estamos hablando de en torno a 15 millones de votantes que votaron por un Gobierno de izquierdas y por políticas de izquierdas frente a la suma de los 3 partidos de la derecha”.

“Un programa que debe incorporar los elementos que la sociedad demanda. Cuestiones como repartir la riqueza -porque cuanto más crece económicamente más crecen las desigualdades-, la derogación de las reformas laborales, o la puesta en marcha de una política fiscal progresiva que acabe con injusticias como el hecho de que los trabajadores desde que ha empezado la crisis paguemos un 20% más en impuestos mientras que los empresarios pagan un 25% menos. Son elementos que hay que poner encima de la mesa cuanto antes porque la ciudadanía no puede esperar más” ha subrayado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *