Lavapiés homenajeará este martes con una placa a su vecino y virtuoso del jazz Jerry González

Numerosos músicos arroparán a su viuda e hija en el merecido homenaje de las salas y la ciudad de Madrid a uno de sus más internacionales músicos.

Coincidiendo con el Día Internacional del Jazz proclamado por la UNESCO este 30 de abril, el maestro del latin jazz Jerry González, fallecido el pasado mes de octubre en un desgraciado accidente, será homenajeado con la colocación de una placa conmemorativa en su domicilio, sito en la calle Jesús y María, 34, en el madrileño barrio de Lavapiés.

La ceremonia se realiza en el marco del International Jazz Day Madrid, organizado por la asociación de salas La Noche en Vivo y promovido por el Ayuntamiento de Madrid, que se celebra (con multitud de actividades que incluyen conciertos, conferencias, exposiciones y baile) hasta el 5 de mayo.

Jerry González nació en Manhattan, Nueva York, el 5 de junio de 1949 en una familia de origen puertorriqueño. A muy temprana edad se trasladó junto a su familia el barrio del Bronx.Su padre, Jerry González Sr, era maestro de ceremonias y vocalista de distintas agrupaciones durante le era del carismático Palladium. Jerry González estudió en el Music & Art High School, el Music Collage de Nueva York y la Universidad de Nueva York.

Comenzó su carrera profesional junto a Lewellyn Mathews tocando en la Exposición Universal del Estado de Nueva York en 1963. Sus influencias más relevantes se encuentran en Miles Davis, Mongo Santamaría y en Dizzy Gillespie, de cuya banda formó parte en los primeros años de la década de 1970. Luego formó parte de la banda de Eddie Palmieri hasta 1974, que comenzó a tocar en el Conjunto Libre del timbalero Manny Oquendo y Andy González.

Junto a su hermano, el bajista Andy González, fundó el Conjunto Anabacoa y más tarde el Grupo Folklórico y Experimental Nuevayorkino, González ha profundizado en los orígenes afrocubanos de su música y en el jazz.

Entre 1984 y 1999 Jerry González tocó con el conjunto de jazz latino de Tito Puente, de 1984 a 1990 con McCoy Tyner -sexteto y luego big band- y de 1984 a 1987 con el grupo de Jaco Pastorius.

A finales de los años 1970 publicó su primer disco en solitario, titulado «Ya yo me curé», y poco después fundó su grupo la Fort Apache Band, que inicialmente incluyó a quince músicos, entre ellos su hermano Andy González, Kenny Kirkland, Sonny Fortune, Nicky Marrero, Milton Cardona, Papo Vazquez y Jorge Dalto. Los primeros dos discos del grupo fueron grabados en directo en festivales de jazz europeos: «The River is Deep» en 1982 en Berlín y «Obatalá», en 1988 en Zúrich.

La popularidad de Jerry González creció enormemente con su participación en la película de Fernando Trueba «Calle 54»,​ en el que participaron muchos de los principales músicos del jazz latino -Tito Puente, Bebo Valdés, Gato Barbieri, Paquito D’Rivera, Michel Camilo, Eliane Elias, etcétera-. Tras el estreno de la película, en 2000 Jerry comienza a recibir invitaciones para participar en proyectos musicales y festivales y en España, fijando desde entonces su residencia principal en Madrid.

El primer fruto de sus tiempos en España fue el disco Jerry González & los Piratas del Flamenco, que incluía al guitarrista flamenco Niño Josele, al cantaor Diego el Cigala y al percusionista Israel Suárez «Piraña». El álbum fue nominado como mejor disco de jazz latino a los premios Grammy y ganó el premio de la crítica en los premios de jazz de Nueva York como mejor disco de jazz latino.

En España también tocó con otros músicos flamencos como Enrique Morente, El Negri, Javier Limón, Jorge Pardo y Paco de Lucía, músicos de copla como Martirio o de pop como el argentino Andrés Calamaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *