La EMT propone al Consorcio una nueva línea exprés que conecte Cuatro Vientos con Príncipe Pío

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid ha trasladado al Consorcio Regional de Transportes una propuesta para crear una línea exprés de EMT en el paseo de Extremadura (A5). Sería un eje, la línea E5, que conectaría Cuatro Vientos con Príncipe Pío por este corredor y el túnel bajo la avenida Portugal.

Esta actuación se desarrollaría en paralelo a la remodelación del paseo de Extremadura (A5) que prevé sistemas de priorización para el autobús, que beneficiarán al transporte público que usa este corredor (líneas interurbanas de Alcorcón, Móstoles y los municipios colindantes de este eje).

Esta línea facilitaría a los vecinos de los barrios de Campamento, Las Águilas, Lucero y Aluche, en el distrito de Latina, un acceso rápido y exprés al intercambiador de Príncipe Pío.

De esta forma se ampliaría también la oferta de capacidad del transporte público en este corredor, con el ánimo de acompañar el proceso de transformación de la autovía.

Martes 26 de febrero: empieza la transformación de la autovía del paseo de Extremadura (A5) en calle de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid, a través de las áreas de Medio Ambiente y Movilidad y Desarrollo Urbano Sostenible abre, desde este martes 26 de febrero, dos nuevos tramos de calle para el acceso a la autovía del paseo de Extremadura, una vez que han terminado las obras que se iniciaron el pasado verano. Son el vial que conecta la calle Carabias con el paseo de Extremadura sentido M-40, y el que transcurre entre la avenida de los Poblados y el paseo de Extremadura.

Paralelamente se pondrán en funcionamiento tres intersecciones con semáforos de regulación. Uno de ellos se sitúa en la avenida de los Poblados, de manera que se permitirá el giro a izquierdas con el fin de que los conductores puedan acceder a la nueva incorporación que conecta esta vía con el paseo de Extremadura, minimizando el tiempo de desplazamiento de los conductores que accedan por ese punto.

Los otros dos, a la altura de los kilómetros 6.5 y 5.7 del paseo de Extremadura (A-5) facilitarán la regulación adaptada a las necesidades de estas nuevas intersecciones, así como el acceso seguro a la vía principal permitiendo abandonar rápidamente el carril bus exclusivo que se señaliza como parte de estas actuaciones.

Además, desde el martes 26, quedará señalizado un nuevo carril-bus exclusivo en ambos sentidos de circulación de esta vía, entre los puntos kilométricos 3.700 y 8.000. Este carril potenciará el transporte público del corredor y junto con los que se ejecuten en las próximas semanas supondrá desde junio de 2015 un 40% de incremento de los carriles bus de la ciudad.

La velocidad de circulación en ese tramo del paseo de Extremadura (A-5) seguirá limitada a 70 kilómetros por hora, excepto en las zonas de aproximación a los semáforos, donde quedará limitada a 50 kilómetros por hora.

Nueva conexión entre avenida de los Poblados – Paseo de Extremadura

El nuevo vial que se pondrá en servicio entre la avenida de los Poblados y el paseo de Extremadura conectará el sentido entrada a Madrid del paseo de Extremadura con esta avenida.

Este movimiento de vehículos se resolvía actualmente de forma exclusiva a través de otras calles locales del barrio, con el consiguiente perjuicio para los vecinos.

La intersección con los vehículos que acceden a Madrid por el paseo de Extremadura se regulará a partir del día 26 de febrero mediante semáforos, que permitirán adaptar sus fases a las necesidades de la intersección. Los vehículos que accedan a la vía principal podrán gracias a esta regulación abandonar rápidamente el carril bus exclusivo que se señaliza como parte de estas actuaciones.

Nueva conexión calle Carabias – Paseo de Extremadura

La otra actuación llevada a cabo es la conexión de la calle Carabias con el paseo de Extremadura sentido M-40. Las actuaciones realizadas en la calle Carabias han consistido en la eliminación del vial existente, que pasa a convertirse en espacio peatonal, y la construcción de un nuevo tramo de calle sin semáforos para la incorporación al paseo de Extremadura en sentido salida de Madrid.

Mejora y semaforización del acceso desde Aluche y Campamento

La siguiente conexión regulada por semáforos que se pone en servicio, permite la gestión ordenada de los vehículos que se incorporan al Paseo de Extremadura desde el barrio de Aluche a través de la calle Seseña y desde la zona de Campamento por la calle denominada carretera de Boadilla.

Las obras realizadas en este punto kilométrico 5.7 han permitido que esta entrada de vehículos se realice con 2 carriles abandonando de forma segura el carril bus exclusivo señalizado.

Finalización de la remodelación de la avenida de Padre Piquer

El Ayuntamiento de Madrid está llevando a cabo también la remodelación de la avenida del Padre Piquer, para “incrementar la calidad del espacio público favoreciendo la accesibilidad y la multiplicidad de usos que se desarrollan en este espacio del barrio”, inciden, donde se han renovado aceras, se han construido orejetas y mediana, y una nueva glorieta para mejorar la fluidez en la intersección existente.

La ampliación de aceras ha permitido en algunos tramos la instalación de alumbrado público y el desplazamiento de los báculos favoreciendo una mejor accesibilidad.

A partir del día 26 de febrero con las conexiones mencionadas en funcionamiento será posible concluir las obras en la Avenida del Padre Piquer, entre la calle Seseña y el Paseo de Extremadura.

Estos trabajos requerirán cerrar esta entrada al Paseo de Extremadura durante un plazo aproximado de 1 mes. Finalizada la actuación en este espacio se destinará para acceso al surtidor de combustible existente y para uso exclusivo de autobuses, actualmente líneas de EMT 36, 39, N19 y 121.

Nuevo carril exclusivo para transporte público

Desde el martes 26 de febrero se señalizará un nuevo carril-bus exclusivo en ambos sentidos de circulación de esta vía, entre los kilómetros 3.7 y 8.0. Esta medida beneficiará al transporte público porque, además de las paradas de autobús ya existentes en ese tramo de la vía, el carril que hasta ahora se utilizaba como carril de aceleración por los vehículos dejará de emplearse para ese fin, ya que gracias a los semáforos, los vehículos se podrán incorporar mejor a los carriles centrales de la autovía. Además, esto favorecerá una mejora de la operación de los autobuses en los distintos carriles.

Con la puesta en marcha de este carril bus de la A-5, y las obras que se completarán en las próximas semanas, se habrán implantado 41.8 kilómetros de carril bus desde junio de 2015, lo que supone un incremento del 40% de la longitud de carriles destinados a potenciar la velocidad comercial del Transporte Público.

Tres nuevas intersecciones con semáforos

Este martes día 26 se pondrán en funcionamiento los tres nuevos semáforos instalados con motivo de esta actuación. Uno de ellos se sitúa en la avenida de los Poblados, de manera que se permitirá el giro a izquierdas con el fin de que los conductores puedan acceder a la nueva incorporación que conecta esta vía con el paseo de Extremadura, minimizando el tiempo de desplazamiento de los conductores que accedan por ese punto.

Los otros dos semáforos se ubican en el paseo de Extremadura, en el nuevo acceso desde la avenida de los Poblados y en el acceso desde la carretera de Boadilla, a la altura de los kilómetros 6.5 y del 5.7 respectivamente.

Las zonas de aproximación a las intersecciones con semáforos contarán con la preseñalización reglamentaria y su correspondiente reducción de velocidad a 50 kilómetros por hora.

Los semáforos sirven para regular la entrada al paseo de Extremadura de vías importantes como la avenida de los Poblados y la calle denominada carretera de Boadilla. Esto hará que esta incorporación sea más fluida, permitirá reducir la velocidad en el tronco del paseo de Extremadura (A-5) y como consecuencia de esto, reducir la contaminación acústica.

La instalación de estos elementos también aumentará de forma considerable la seguridad de los conductores que accedan al paseo de Extremadura por estos dos puntos, que, además, no necesitarán incorporarse al actual carril bus ni utilizarlo como carril de aceleración.

El Ayuntamiento realizará todos los esfuerzos necesarios para minimizar la congestión y la afección a los usuarios. Estos semáforos, que están coordinados entre ellos, funcionarán en selección, lo que significa que están complementados con lazos para la detección de vehículos, que modifican los ciclos semafóricos en función de la demanda real de las vías que confluyen en ambos accesos.

Con el fin de posibilitar el conocimiento de la situación en tiempo real y facilitar una resolución inmediata en caso de ser necesario algún ajuste, la actuación se ha reforzado con la instalación de una cámara de CCTV en el acceso al paseo de Extremadura desde la carretera de Boadilla, que se sumará a las dos existentes en el ámbito (en el paseo de Extremadura a la altura de la avenida de los Poblados y en la propia carretera de Boadilla) y que facilitará el control en tiempo real de la situación desde el Centro de Gestión de Movilidad (CGM), donde existe presencia de policía municipal, lo que permitirá que, en caso de detectarse la necesidad de personación de agentes que regulen las condiciones del tráfico, se movilizarían los medios necesarios, como en cualquier vía de la ciudad.

Información al ciudadano

Para informar adecuadamente a la ciudadanía, se actuará en dos ámbitos. En la propia carretera, el lunes día 25 los semáforos funcionarán en ámbar con destellos hasta su puesta en marcha definitiva. Asimismo, desde el día 22 de febrero, se procede a anunciar la puesta en marcha de estos elementos en los paneles de mensaje variable de la zona próxima.

El otro ámbito de información se realizará por medios telemáticos. Se informará en www.madrid.es/movilidad  y en el Twitter del Centro de Gestión de Movilidad (@cgm_madrid).

Radar de tramo

El Ayuntamiento de Madrid, a través del Área de Medio Ambiente y Movilidad, puso en marcha el pasado viernes, 15 de febrero, el radar de tramo que controlará la velocidad entre el P.K. (Punto Kilométrico) 4+000 y el P.K. 5+750 del Paseo de Extremadura, con dos meses de periodo de aviso.

La velocidad máxima permitida se mantiene en 70 kilómetros por hora. El objetivo de la instación de este radar es “incrementar la seguridad tanto para peatones como para conductores, y reducir los efectos ocasionados por el ruido del tráfico sobre los edificios cercanos”, exponen.

A partir de ese viernes, 15 de febrero, se estableció un periodo de aviso que se extenderá hasta el 15 de abril, durante el cual los excesos de velocidad detactados por el radar de tramo serán objeto de una comunicación informativa a las personas infractoras, tal y como recoge la Ordenanza de Movilidad Sostenible en su artículo 247. Por tanto, no se iniciará ningún procedimiento sancionador a las personas conductoras durante este periodo.

En esa comunicación informativa, estarán recogidas las razones que han motivado la instalación del radar y de otros dispositivos de control de velocidad, el tipo de sanción, cuantía de la multa y en su caso, puntos del carné de conducir que le serían detraídos por la infracción cometida a partir de la puesta en funcionamiento efectivo del radar de tramo, así como la importancia de respetar la normativa de tráfico para la seguridad y convivencial vial.

A partir del día 16 de abril, una vez haya transcurrido el período de aviso, los excesos de velocidad que se detecten por este nuevo radar de tramo tendrán la consideración de infracción y llevarán aparejada la incoación del correspondiente procedimiento sancionador.

Cómo funciona un radar de tramo

Cualquier radar de tramo está formado por dos elementos. En la entrada a ese tramo se colocan una o varias cámaras infrarrojas con un sistema de reconocimiento de caracteres (OCR) para poder leer las matrículas de los vehículos que entran en la zona. El radar también podrá funcionar de noche

Cuando un vehículo pasa por este primer punto, se recoge una imagen junto con la hora exacta de la entrada. Al final del tramo que ocupa el radar, hay otro elemento con otra cámara que recoge otra imagen del vehículo para identificar cada número de matrícula con su hora exacta de salida.

Mediante un sencillo cálculo, se averigua el tiempo que ha tardado en recorrer el vehículo. Entonces se divide el espacio del tramo entre ese tiempo, y nos da la velocidad media que ha llevado el vehículo en ese mismo tramo. Si supera la velocidad máxima, se multa al vehículo.

Datos de siniestralidad

La instalación del radar de tramo pretende, según el Ayuntamiento de Madrid, “salvaguardar la seguridad tanto de peatones como de conductores, sirviendo como medida preventiva en una vía en la que contabilizando ambos sentidos se han registrado 333 accidentes y atropellos, habiéndose registrado víctimas de diferente consideración en 272 de ellos, con un saldo total de 3 víctimas mortales en el año 2018”.

Además, la instalación del radar de tramo pretende controlar la velocidad con el objeto de disminuir los efectos del tráfico sobre el ruido de los edificios cercanos.

Ordenanza de Movilidad Sostenible

El artículo 247 de la vigente Ordenanza de Movilidad Sostenible prevé el establecimiento de una fase previa a la utilización de nuevos dispositivos tecnológicos o procedimientos sistemáticos de control de detección de infracciones para la formulación de denuncias, durante la cual se procede a enviar una comunicación a los titulares o responsables de los vehículos que hubieran sido detectados incumpliendo la normativa de circulación.

La finalidad del citado precepto es “establecer un período durante el cual el conjunto de la ciudadanía tenga plena información”. De este modo, en lugar de acudir a la imposición de sanciones pecuniarias de manera inmediata a la implantación de dispositivos o procedimientos de control de infracciones, se pretende una modificación paulatina de los comportamientos de los conductores ajustándolos a la nueva regulación viaria.

Se trata, por tanto, en un primer período de sustituir medidas punitivas con alcance pecuniario por medidas informativas que transformen progresivamente los hábitos viarios.

Antecedentes con “resultados satisfactorios”

Según han indicado desde el Ayuntamiento de Madrid, ya existe un radar de tramo en Madrid, el situado en la avenida de Córdoba, que también tuvo dos meses de periodo de aviso. “El radar consiguió reducir la siniestralidad de la vía”, inciden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *