Cs Madrid Salamanca denuncia que la ‘Colonia Iturbe’ en Guindalera es «la gran olvidada de Carmena»

  • La formación naranja denunció en el último Pleno de la Junta Municipal del distrito de Salamanca «el sectarismo del actual gobierno y la discriminación de algunos distritos»
  • Ciudadanos denunció «el actual estado de la Colonia Iturbe y la falta de respuesta a sus necesarias demandas».

Construida en 1931, bajo la denominación de Colonia Cooperativa Madrileña de Casas Baratas y Económicas, la colonia Iturbe III o Madrid Moderno II, de 100 viviendas, es hoy tributaria de un elevado valor histórico y cultural.

Sin embargo, una serie de circunstancias, han marcado el inicio de su decadencia. Una decadencia de la que «hemos sido testigos gracias a vecinos comprometidos que han querido ser nuestros guías a través de esta gema escondida en el distrito Salamanca», inciden desde Ciudadanos. Hoy a la Colonia de Iturbe se le cruzan los cables, y su paisaje recuerda a una ciudad de algún país en desarrollo en lugar de un Madrid del S. XXI.

«Cables descolgados de las fachadas de las viviendas y a lo largo de las calles, que inexplicablemente se apoyan en las ramas de los árboles, expuestos continuamente al riesgo del enganche de que cualquier camión o ante las tormentas, provocando el deterioro en la calidad y seguridad de sus comunicaciones, alarmas y luz) otros cables caídos en el suelo de fácil accesibilidad para cualquier transeúnte, especialmente de los niños, agravado por la cercanía de un centro docente», exponen desde la formación naranja.

Esto ha sido denunciado por los vecinos. Según indican desde Ciudadanos, «la normativa les ampara, según el artículo 17 del Área de Planeamiento Específico referido a las condiciones estéticas de la colonia, y en concreto en el artículo 3 sobre materiales de fachada, que establece la prohibición de los tendidos aéreos de instalaciones urbanas y su preceptiva eliminación por parte de las compañías suministradoras».

«Dicha normativa tiene el alcance de aplicación directa. Aun así, todo sigue igual, la peligrosidad, la obstaculización de la vía pública, el impacto ambiental creado por esta madeja de cables es francamente asombroso», añaden.

En cuanto a las canalizaciones de agua, el sistema antiguo discurre a lo largo de los patios traseros de las casas, representando un sistema ineficiente en el que el sistema de circulación de aguas se atranca. También se producen filtraciones, humedades, incluso derrumbamientos, ocasionando problemas estructurales a las casas. Se han dado casos en los que algunas de las raíces de los árboles han ido atacando a este sistema de saneamiento, agravando el asunto.

Lo tropiezos, junto con los resbalones en la época de caída de hojas, según los vecinos, son el pan de cada día, dándose el caso de que algunos vecinos han tomado medidas individuales, y «ante la pasividad del Ayuntamiento de Madrid se ha decantado a tomar medidas propias sellando con cemento las juntas de las baldosas delante de su fachada».

Para finalizar la vocal de Ciudadanos concretó que «las cargas impositivas de los vecinos no se corresponden con los servicios ofrecidos y no se entiende por qué se le excluyó en el proyecto de la Guindalera Vieja».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *