La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el concejal-presidente del distrito de Centro, Jorge García Castaño, se han reunido en la mañana de hoy en el palacio de Cibeles con Jordi Gordon, Amor Díaz Pardo y José Luis Rodríguez, miembros del movimiento vecinal SOS Malasaña.

En el encuentro, la alcaldesa se ha comprometido a designar a un comisionado para este barrio madrileño, que servirá de intermediario entre los vecinos y los diferentes departamentos encargados de la gestión de las peticiones y sugerencias de los mismos.

El comisionado se encargará de la canalización de las demandas vecinales, con el fin de “alcanzar una gestión más rápida y eficiente de las solicitudes y conseguir que el barrio continúe con su modernización y mejora”. Carmena también se ha comprometido a incrementar las medidas contra el consumo de alcohol en la vía pública (botellones) y realizar campañas y actividades para poner en valor el barrio de Malasaña.

Esta cita se enmarca en la serie de reuniones que se están desarrollando desde octubre entre el Ayuntamiento de Madrid y los vecinos de Malasaña, cuyo objetivo es abordar por parte municipal un plan de choque que comprende los narcopisos, el botellón, las viviendas turísticas, los locales de ocio conflictivos y la limpieza del barrio.

Según los datos del Ayuntamiento de Madrid, en la actualidad ya no hay narcopisos en la zona norte del distrito de Centro. Por otro lado, la constante presencia de una patrulla de Policía Municipal en la plaza del Dos de Mayo desde el pasado octubre ha impedido concentraciones de personas consumiendo alcohol en sus inmediaciones.

Respecto a las viviendas de uso turístico, el Ayuntamiento de Madrid ha realizado durante el año pasado 1.308 inspecciones en el barrio de Universidad, habiéndose identificado 235 viviendas de este tipo e iniciado 121 expedientes de cese de ese negocio.

De los 15 locales a los que se ha realizado un seguimiento exhaustivo como resultado del plan de choque, se ha procedido a precintar tres locales, a cuatro se les ha iniciado procedimiento sancionador y en un caso se ha abierto el procedimiento que puede acabar en cese de la actividad.

Por último, en el distrito de Centro es donde se despliega el mayor esfuerzo de vigilancia de conductas incívicas relacionadas con la limpieza, tanto por la Policía Municipal como por inspectores de Medio Ambiente.