José Menese ha vuelto a su barrio, Puerta del Ángel, en el distrito madrileño de Latina. Dos años después del fallecimiento del cantaor, se cumple su sueño: dar nombre a un templete donde siempre quiso que se escuchara música. Y como él deseaba, más de dos centenares de familiares, amigos y vecinos del artista se reunieron el sábado en la Plaza de Huarte de San Juan para escuchar los cantes flamencos y las notas de un violonchelo bajo la placa que ya lleva el nombre de José Menese.

“Llegó a Madrid para aprender y acabó encontrando aquí su hogar”, recordaba la sobrina del cantaor durante el homenaje, en el que se recordó la valía artística del Menese, pero también su calidad humana. Nunca quiso mudarse del barrio de Puerta del Ángel, donde vivió junto a su familia durante 50 años, ni siquiera cuando el éxito profesional se lo permitió, recordaba su viuda, Encarna Gil.

“Siempre estuvo dispuesto a participar en actos de asociaciones vecinales y otros colectivos a pesar de lo que suponía significarse en tiempos del franquismo”, subrayó el concejal-presidente de Latina, Carlos Sánchez Mato. Llevó su música, sus convicciones y su pueblo natal por el mundo, explicó el alcalde La Puebla de Cazalla, Antonio Martí Melero.

El Romance de Juan García, que tanto cantó Menese, fue interpretado por su amigo y discípulo Paco del Pozo. También se escucharon las Bulerías por Solea en la voz de Cancanilla de Málaga y las notas de la Nana de Manuel de Falla en el violoncelo de José Luis López.

El profesor Antonio Moreno recordó una larga amistad con Menese y su nieta leyó el poema que Rafael Alberti dedicó al cantaor después de que éste le visitara en el exilio en Roma para cantarle.

Tan solo penando/ sin saber que un día/ una voz que me vino de lejos/ me consolaría.

Voz que me cantaba/ los años oscuros,/la fatiga de todos mis muertos/entre cuatro muros.

El arranque ciego, /la sangre valiente, /ese toro metido en las venas /que tiene mi gente.

La furia del viento/que afila la espuela/y el bramido del mar amarrado/sin barcos de vela.

Tan solo penando/sin saber que un día/esa voz que vino hasta Roma/me consolaría.

El homenaje tuvo lugar después de que el Pleno de la Junta Municipal de Latina acordara dar el nombre a uno de sus vecinos más ilustres y de que concluyeran las obras de rehabilitación del templete a cargo de la Junta de Latina.

El recoleto templete de Puerta del Ángel, con forma de cilindro, estructura metálica y cubierta transparente, tiene una plataforma elevada octogonal y 4 metros de altura. Es obra del arquitecto Salvador Pérez Arroyo, que también es el artífice del Faro de la Moncloa o el Planetario de Madrid. El de Latina es uno de los quioscos contemporáneos con más solera de Madrid.