La Comunidad de Madrid inaugura en Barajas una nueva residencia para personas con discapacidad intelectual

La Comunidad de Madrid cuenta desde hoy con una nueva residencia especializada para la atención de personas con discapacidad intelectual dotada de 45 plazas y que ha sido inaugurada por el presidente regional, Ángel Garrido.

Con este nuevo recurso, gestionado por Envera y situado en la calle Bahia de Pollensa, 25, en el distrito madrileño de Barajas, la red pública de atención social para estas personas con discapacidad intelectual alcanza ya las 12.600 plazas.

Garrido ha destacado el “firme compromiso con la discapacidad desde el Gobierno regional para todos los madrileños que necesitan de políticas reales y medidas concretas que trabajen por su plena inclusión”. “Hemos logrado grandes avances –ha agregado- como ser la única región que presta atención social básica gratuita”.

El presidente madrileño ha manifestado que el Gobierno regional quiere “servir de ejemplo y referencia a empresas, organizaciones e instituciones, para que este tipo de prácticas se conviertan en habituales en nuestra región, ofreciendo estas mismas oportunidades a más entidades y a más personas”.

Garrido ha señalado que con este centro se demuestra “la capacidad que la Comunidad de Madrid tiene, como sociedad solidaria e integradora” para lograr entre todos un objetivo compartido: “un Madrid en el que la discapacidad sea una circunstancia más de las personas y nunca un obstáculo insalvable para desarrollar sus proyectos de vida”, ha afirmado.

La inauguración de esta infraestructura con centro ocupacional completa las distintas tipologías de recursos con los que contaba hasta ahora la entidad Envera, gracias al apoyo económico que le proporciona el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Estos recursos abarcan desde la atención temprana, centro ocupacional y de día, residencia con ocupacional y centro de día o residencia para personas con discapacidad intelectual en proceso de envejecimiento prematuro.

Además, la entidad dispone de un convenio con el Gobierno Regional para que una parte de sus usuarios realicen prácticas laborales en dependencias de la Comunidad de Madrid tras completar su proceso de formación. Esta iniciativa contribuye al fomento de la empleabilidad entre las personas con discapacidad y promueven su inserción socio-laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *