La Comunidad de Madrid reclama a Pedro Sánchez que “aclare su postura” sobre la variante de la A-1

La consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras ha reclamado al Gobierno de España que aclare si tiene previsto acometer la construcción de la nueva variante de la A-1.

Gonzalo ha subrayado que se trata de un proyecto “imprescindible para resolver los problemas de movilidad de la zona norte, en el que la Comunidad se ha involucrado de manera muy activa desde el primer momento y que consideramos un error que se obstaculice desde el Gobierno central”.

Gonzalo ha mantenido una reunión de trabajo con el alcalde de Alcobendas, para reiterar el compromiso y apoyo del Gobierno regional a la construcción de la nueva infraestructura, cuyo objetivo es mejorar la movilidad y fluidez de los más de 140.000 vehículos que transitan a diario por la A-1 a la altura de este municipio, una de las zonas más colapsadas de la región.

El Ministerio de Fomento remitió el pasado mes de diciembre la información de este proyecto y de las alegaciones presentadas por distintas administraciones y particulares, entre ellas la Comunidad de Madrid, al Ministerio de Medio Ambiente para que emitiera la preceptiva Declaración de Impacto Ambiental que permita comenzar las obras. Ahora, nueve meses después y según las últimas informaciones, este departamento (rebautizado como Ministerio para la Transición Ecológica) ha pedido nuevos informes que pueden ralentizar la tramitación del proyecto.

“Es evidente que una actuación de esta envergadura debe contar con todas las garantías constructivas y ambientales pero nos preocupa este nuevo retraso, unido al silencio y la falta de compromiso del ministro de Fomento con proyectos tan importantes para la región como esta variante. Desde el Gobierno regional seguimos ofreciendo nuestra colaboración y vamos a estar muy vigilantes para evitar que se pueda obstaculizar su puesta en marcha”, ha reiterado la consejera,

Además, ha denunciado que ha solicitado sin éxito reunirse con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, para conocer sus planes respecto a este proyecto y a otras actuaciones previstas en la región como el carril Bus VAO de la A-2 o el Plan de Mejora de Cercanías

Casi 300 millones de euros de inversión

La nueva variante pretende resolver las retenciones habituales de la A-1, una vía que desde la salida de la capital está flanqueada por desarrollos urbanos e industriales y que en algunos puntos, como a su paso por Alcobendas, supera los 140.000 vehículos diarios de media.

Los técnicos del Ministerio han optado por una solución que prevé construir un nuevo tramo de 9,5 kilómetros que partirá del Eje Aeropuerto (M-12) hasta conectar con la A-1 a la altura del kilómetro 26, en el enlace con la urbanización Club de Campo y el Circuito del Jarama, mientras que desde este punto a la variante de El Molar se construirá un tercer carril y se ampliarán las vías de servicio. Este proyecto supone un trazado de 23,2 kilómetros con una inversión prevista de 288,7 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *