La EMT de Madrid modifica paradas y cabeceras por las obras de Canalejas y Atocha

  • A partir del sábado 4 de agosto, las líneas 3, 5, 15, 20, 51, 52, 53, 150, M1, M2 y N25 van a experimentar importantes cambios en el entorno Sol-Sevilla-Cedaceros.
  • Las líneas 6, 26 y 32 desvían temporalmente su recorrido por calle Santa Isabel desde el 7 de agosto.
  • En el entorno Sol/Sevilla/Cedaceros un total de 14 líneas experimentan modificaciones desde el 4 de agosto.

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid ha previsto modificar las paradas de las líneas de autobús afectadas por dos obras de envergadura que se están llevando a cabo en Madrid este verano: la operación Canalejas y la remodelación de la calle Atocha.

En el ámbito de Canalejas, desde el sábado 4 de agosto, se verán afectadas las líneas 3, 5, 15, 20, 51, 52, 53, 150, M1, M2 y N25; mientras, en la calle Atocha, a partir del martes 7 de agosto, sufrirán modificaciones las rutas 6, 26 y 32.

A partir del sábado 4 de agosto, las líneas 3, 5, 15, 20, 51, 52, 53, 150, M1, M2 y N25 van a experimentar importantes cambios en el entorno Sol-Sevilla-Cedaceros a causa de las actuales obras de la operación Canalejas. De esta manera, las líneas 5, 15, 20, 53 y 150 tendrán su parada final en la calle Alcalá, junto a la Puerta del Sol, pero solo será parada de descenso de viajeros.

Las paradas de salida de estas cinco líneas en sentido periferia quedarán reubicadas de la siguiente forma:

Líneas 5 (Sol/Sevilla-Chamartín) y 150 (Sol/Sevilla – Virgen Cortijo): la cabecera se sitúa en calle Cedaceros, 1 (parada 5907)

Líneas 15 (Sol/Sevilla-La Elipa) y 20 (Sol/Sevilla – Pavones): la cabecera se sitúa en calle Cedaceros, 5 (parada 2711).

Línea 53 (Sol/Sevilla-Arturo Soria): la cabecera se sitúa en calle Cedaceros, 9 (parada 2004).

Por su parte, la línea 52 (Sevilla-Santamarca), establece su cabecera en la calle Alcalá, 35, entre las terminales de las líneas 9 y 46.

Asimismo, la línea M2 ha trasladado su cabecera a la calle Virgen de los Peligros, mientras que la parada de la línea nocturna N25 ubicada en la calle Sevilla se traslada a Carrera de San Jerónimo (esquina con Echegaray).

A partir de esta fecha, las líneas 9 (Sevilla-Hortaleza) y 52 modifican su itinerario: desde sus cabeceras continuarán por calle Virgen de los Peligros, Gran Vía y Alcalá a su ruta por lo que ambas rutas dejarán de realizar la parada 2002 sita en calle Alcalá, 32. Alternativamente, la línea 9 realizará parada en Gran Vía con Alcalá (parada 164) y la 52 en Círculo de Bellas Artes (parada 90).

Finalmente, estos trabajos han supuesto el reagrupamiento de tres paradas de paso de las líneas 51 (Sol/Sevilla-Plaza Perú), 3 (Puerta Toledo-San Amaro) y N25 (Alonso Martínez-Villa Vallecas) en la Carrera de San Jerónimo con calle Echegaray (parada 1049).

Calle Atocha

Por otro lado, a partir del martes 7 de agosto, las obras que se ejecutan en la calle Atocha obligan a suprimir temporalmente dos paradas coincidentes de las líneas 6, 26 y 32 (paradas 1921 y 1922), situadas en Antón Martín y Desamparados, ya que los autobuses dejarán de circular por la calle Atocha, en el tramo comprendido entre las calles Santa Isabel y Santa Inés, en sentido sur.

En sustitución de las mismas, estas tres líneas recorrerán un tramo de la calle Santa Isabel habilitándose una parada alternativa en dicha vía, concretamente en la esquina con la calle Magdalena (parada 1695).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *