El madrileño Club de Campo masculino cae también eliminado por un gol en el último segundo

Un polémico gol de Oriol Salvador en el último segundo acaba con el Club de Campo en la Final Four de la Liga

Ni en sus peores pesadillas hubiera imaginado el Club de Campo masculino y femenino caer contra el Júnior en las semifinales de la Final Four de la Liga de Hockey como ha sido: en el último segundo de los dos partidos. Anna Gil y Oriol Salvador han destrozado el sueño del Club en el último suspiro de dos encuentros que parecían embrujados.

Si esta mañana ha sido Anna Gil quien ha embocado el único penalti córner del Júnior sobre la bocina, por la tarde ha sido Oriol Salvador quien ha clasificado al equipo de Sant Cugat del Vallés para la final del domingo contra el Polo con el electrónico a cero (2-3).

El final del encuentro entre el Club de Campo masculino y el Júnior ha sido increíble. El conjunto barcelonés ha sido capaz de igualar un 0-2 con dos tantos en apenas 3 minutos y con un hombre menos en el terreno de juego. Cuando ya nos encaminábamos a la tanda de shoot outs, una jugada rapidísima supuestamente rematada por Oriol Salvador daba la victoria al Júnior.

Supuestamente porque un árbitro dio gol anulado y el otro gol legal. Ambos hablaron y finalmente otorgaron gol. En la retransmisión en directo por televisión fue tan veloz la jugada que no se vio nada, ni en la repetición.

Hasta los últimos 11 minutos el Club de Campo tenía el choque controlado. De hecho, se puso 2-0 en el marcador merced a una diana en el minuto 5 de Quique González de Castejón, que sorprendió a Francesc Mata con un lanzamiento desde la izquierda, y a la transformación de un penalti córner a cargo de Leandro Tolini (20º gol del argentino en la Liga) en el minuto 48.

Todo hacía presagiar que el Club iba a meterse en su primera final liguera desde 2013 (lo que suponía su clasificación automática para la Liga Europea 2018-2019) y más al jugar con un hombre más casi los últimos 14 minutos por exclusión por 10 minutos de Oriol Malgosa en una cabalgada de González de Castejón que se iba como una flecha a la portería rival.

La ausencia de Malgosa espoleó al Júnior, que pese a su inferioridad numérica se volcó al ataque. Primero avisó en un disparo de Javi García que sacó Borja Zumalacárregui con dificultades. Y en la siguiente acción el propio Javi García puso el 1-2 en un tiro por alto.

El Club pudo sentenciar el partido a la contra en la siguiente jugada pero Albert Pérez (que había sustituido a Francesc Mata bajo palos al descanso) hizo un paradón a Álvaro Tello a bocajarro.

En el ataque posterior del Júnior, Nil Escudé marcó un golazo por toda la escuadra y empató a dos. A partir de ahí, los catalanes se desataron y se vieron capaces de culminar la remontada.

Primero a falta de 6 minutos, el Júnior dispuso de un penalti córner ejecutado por Timlennard Struven y sacado por Nicolás Cicileo en la línea de meta cuando Zumalacárregui ya estaba batido.

Y en plena locura llegó el tanto en el último segundo de Oriol Salvador en una bola en profundidad que casi nadie vio. Un gol que provocó protestas arbitrales, frustración y muchas lágrimas en un día de pesadilla para el Club de Campo de hockey.

Foto: RFEH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *