Save the Children reclama que la prevencion del acoso escolar sea una prioridad en los planes educativos

En España un 9,3% de los estudiantes considera que ha sufrido acoso y un 6,9% se considera víctima de ciberacoso.

Con motivo del Día Mundial Contra el Acoso Escolar que se celebra este miércoles, 2 de mayo, Save the Children reitera la necesidad de aprobar lo antes posible una Ley para la erradicación de la violencia contra la infancia que incluya planes de prevención y detección en el entorno educativo.

En España un 9,3% de los estudiantes considera que ha sufrido acoso y un 6,9% ciberacoso, según el informe de Save the Children “Yo a eso no juego”. Este estudio también alerta de que seis de cada 10 niños reconoce que alguien les ha insultado en los últimos meses, de los cuales un 22,6% afirma que ha sido de manera frecuente y más de un tercio a través del móvil o internet. Casi un 30% de los niños afirma haber recibido golpes físicos, un 6,3% de manera frecuente.

Ante la magnitud de estos datos, Save the Children señala que “las respuestas de los poderes públicos han sido casi siempre reactivas a casos de acoso grave que han tenido repercusiones mediáticas y que las situaciones de acoso cotidianas permanecen invisibles”.

“El acoso en el ámbito escolar no es un juego de niños y tiene consecuencias muy graves en su salud física y mental, llegando en algunos casos a provocar el suicidio. Por ello, la prevención y detección de la violencia en los colegios deben ser una prioridad en los planes educativos”, afirma Andrés Conde, director general de Save the Children.

“Este problema no es solo responsabilidad de los centros educativos, faltan respuestas institucionales y el acoso y ciberacoso deben formar parte de una estrategia más amplia de lucha integral contra la violencia hacia los niños y niñas”, agrega Conde.

Save the Children insiste en la urgencia de aprobar una Ley para la erradicación de todos los tipos de violencia que sufre la infancia, que en el caso del acoso escolar debe contener entre otras las siguientes medidas:

  • Formación específica para todos los profesionales que trabajen con menores para que sean capaces de prevenir y detectar cualquier tipo de violencia.
  • Declarar en situación de riesgo a los menores de 14 años que cometan infracciones contra otros niños para que reciban la formación y atención necesaria para evitar que vuelvan a comete o sufrir otra agresión.
  • Protocolos obligatorios en todos los centros escolares para prevenir, detectar y actuar en casos de acoso escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *