Entre el 50% y el 70% de los médicos de la sanidad pública madrileña secunda la huelga

AMYTS, sindicato convocante de la huelga de médicos en el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) ha constatado que, dependiendo de los centros, ente el 50% y el 70% de los médicos han secundado el paro de este miércoles entre las 8 y las 21 horas.

El sindicato AMYTS, convocante de la huelga de médicos en el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), ha informado que entre el 50% y el 70% de los médicos madrileños han secundado la primera jornada de huelga convocada para este miércoles, 21 de marzo.

A las 12 de la mañana, una manifestación de médicos de toda España convocada por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) realizará un recorrido entre la sede del Ministerio de Sanidad en el Paseo del Prado y las Plaza de las Cortes.

Los motivos de la huelga médica en Madrid responden, según AMYTS, “a un larguísimo proceso de agravios y maltrato profesional a los médicos que se remonta al inicio de las crisis económica, cuando se aplicaron recortes salariales de entre el 25 y el 30%, que ahora la Administración se niega recuperar cuando la economía crece más de las propias previsiones del Gobierno y el Banco de España acaba de revisar al alza sus pronósticos para 2019”.

“El maltrato a los facultativos del sistema público de la Comunidad de Madrid es responsabilidad compartida de todo su Gobierno. La Consejería de Hacienda limita todas las actuaciones y la Consejería de Sanidad no hace valer sus competencias propias”, denuncian.

Para AMYTS corresponde a la Consejería de Sanidad atender las reivindicaciones de los médicos del Servicio Madrileño de Salud, que son:

  1. Negociar una jornada que no implique un limbo con relación a la que realizan el resto de los empleados públicos y que está conllevando descuentos de hasta 200 euros al mes y otras medidas punitivas laborales para los facultativos.
  2. Aplicar la Carrera Profesional a los facultativos no fijos, compromiso incumplido. Estos profesionales no tienen la culpa de la falta ofertas públicas de empleo durante los años de la crisis y han trabajado codo con codo con sus compañeros, con responsabilidades idénticas.
  3. Los médicos internos residentes (MIR) son médicos en formación como especialistas que están vinculados al SERMAS por contratos laborales. Como todo el personal sujeto al Estatuto de los Trabajadores tienen derecho a un convenio colectivo que regule sus condiciones de trabajo, pero la Consejería se niega.
  4. Resolver las sobrecargas asistenciales que afectan tanto a la Atención Primaria como a los hospitales y el SUMMA 112. Dicha sobrecarga, que afecta directamente a la calidad asistencial que reciben los pacientes, está originada por la insuficiencia de las plantillas, la no cobertura con suplencias de las bajas y la mala organización de las agendas por partes de los gestores.

Los médicos de Madrid están “literalmente “hartos” y exigen negociar sus condiciones”, advierten desde el sindicato AMYTS.

Foto: CESM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *