Madrid participa en unas jornadas sobre el Decenio de la ONU de Acción sobre la nutrición

  • El delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui, ha sido el encargado de inaugurar las jornadas.
  • Nacho Murgui: “Ni las instituciones ni los agentes sociales y económicos podemos dar la espalda a la realidad: el 27,9% de la población española, vive en riesgo de pobreza o exclusión social y no tiene acceso, por tanto, a una alimentación plenamente saludable”.
  • La jornada de hoy ha contado con expertos de la OMS y técnicos de la FAO que han abordado el trabajo de las administraciones públicas.

“Aunque el derecho a la alimentación no tiene el debido soporte constitucional”, ha indicado el delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui, “las instituciones tenemos el deber de trabajar para garantizar el acceso de la población a una alimentación no solo suficiente, sino también saludable y equilibrada, de acuerdo a las recomendaciones de las Naciones Unidas”.

Murgui ha aportado información de contexto a la II Jornada para el impulso de la Agenda 2030 “El decenio de las Naciones Unidas de acción sobre la nutrición (2016-2025) y su implementación en España”, promovida por los organismos de la ONU en España.

“Según el 7º Informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español, 12,9 millones de personas, es decir, el 27,9% de la población española, vive en riesgo de pobreza o exclusión social y no tiene acceso, por tanto, a una alimentación plenamente saludable” ha afirmado Murgui. “Ni las instituciones ni los agentes sociales y económicos podemos dar la espalda a esta realidad”.

La jornada ha comenzado con la ponencia marco “El Decenio de las Naciones Unidas de Acción sobre la Nutrición (2016-2025)” con Francesco Branca, director del Departamento de Nutrición para la Salud y el Desarrollo de la OMS y Ana Islas Ramos, experta en nutrición de la División de Sistemas Alimentarios y Nutrición de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Tras esta ponencia, han tenido lugar los debates y exposiciones sobre “¿Cómo se aborda el Decenio de Acción sobre la Nutrición desde las Administraciones Públicas?, “¿Cómo impulsar una alimentación saludable y sostenible?” y en último lugar “Integración de la nutrición en el trabajo de los organismos de la ONU en España”.

Las II Jornadas de la ONU de impulso a la Agenda 2030 que este año han trabajado en torno al Decenio sobre la Nutrición (2016-2025) han tenido como objetivo presentar las Guías de recursos para la implementación de los compromisos adoptados en la II Conferencia Internacional sobre la Nutrición y, sobre todo, mostrar análisis, avances y propuestas tanto de las administraciones públicas como de los actores más dinámicos de la sociedad y organismos de la ONU con representación en España comprometidos con la nutrición saludable y sostenible en aplicación del Decenio sobre la Nutrición.

El Ayuntamiento de Madrid ha participado en este encuentro presentando los avances realizados en el impulso de un sistema alimentario sostenible en la ciudad de Madrid, objetivo incluido en el Pacto de Milán, compromiso que el Ayuntamiento de Madrid suscribió en octubre de 2015 junto a más de cien ciudades de todo el mundo.

Madrid forma parte del Pacto de Milán desde octubre de 2015

Nacho Murgui en su presentación ha hablado del Pacto de Milán: “en el Ayuntamiento de Madrid lo firmamos en octubre de 2015. Lo han suscrito otras 20 ciudades españolas, y ha servido para situar el derecho a la alimentación en la agenda política municipal. Pero un reto de tales dimensiones exige el impulso político de todos los niveles de la administración y su acción coordinada”.

El pacto aboga por que las ciudades impulsen sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos, seguros y diversificados que aseguren comida sana y accesible a toda la población, situando la participación ciudadana en el diseño de las políticas públicas sobre alimentación como tareas fundamentales. Se apuesta, además, por impulsar los circuitos cortos de comercialización, por la lucha contra el desperdicio de alimentos y por rebajar la huella ecológica de la producción alimentaria.

El Pacto de Milán subraya la necesidad de que estas medidas se impulsen desde un sistema integral de gobernanza que incluya a actores institucionales, sociales y económicos. Para ello, el Ayuntamiento de Madrid creó una Mesa de Seguimiento integrada por varias áreas de gobierno, la Oficina de FAO España, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y los colectivos ecologistas y asociaciones de productores agrupados en la Plataforma Madrid Agroecológico.

Desde este espacio se coordinan, supervisan e impulsan diferentes medidas dirigidas a concienciar sobre la necesidad de mejorar la calidad de la alimentación y reducir la huella ecológica del sistema alimentario, tales como:

  • Ampliación de la red de huertos urbanos comunitarios, que en este momento cuenta con 37 y superará los 50 en los próximos meses.
  • Los huertos terapéuticos ligados a centros de Madrid Salud para promover la realización de ejercicio físico y una alimentación sana.
  • La red de huertos escolares sostenibles, implantados en más de 160 centros educativos.
  • Incorporación en las 56 escuelas infantiles de la red municipal, de criterios de alimentación sostenible y ecológica y preferencia por el circuito corto, estipulados en los pliegos de contratación.
  • Programas formativos dirigidos a los más pequeños: “Madrid, un libro abierto”, que ofrece talleres y visitas guiadas con escolares de 4º y 5º de educación primaria a mercados municipales para enseñar a comprar de forma responsable, así como a identificar la importancia de la trazabilidad de los alimentos o el programa “Aprende a comprar y cocinar con los mercados de Madrid”.
  • Con el objeto de acercar alimentos ecológicos y de proximidad al conjunto de la población, además de los mercadillos que periódicamente se instalan en algunos distritos, se ha abierto una planta del mercado de Vallehermoso a estos productos y, en los próximos meses, se abrirá un mercado estable de productores de estas características.
  • El proyecto MARES, impulsado este año por el gobierno municipal, uno sus cuyos ejes es precisamente el alimentario, mediante el cual se impulsaran iniciativas de economía social vinculadas a este sector.
  • El cierre del ciclo alimentario se aborda a través del programa piloto Madrid Agrocomposta, desde el 1 de noviembre, mediante la recogida selectiva de materia orgánica en 17 ámbitos de 10 distritos y 50 grandes generadores de contenidos (11 mercados, 15 centros comerciales, 8 hospitales, 2 hoteles, las estaciones de Atocha y Chamartín, etc.), hasta la implantación total del 5º contenedor antes de 2020.

Más información en http://madridalimenta.madrid.es

Deja un comentario