El Pleno del distrito Centro aprueba homenajear a Julián Besteiro y Melchor Rodríguez

El Pleno del distrito Centro ha aprobado esta tarde, por unanimidad, instar al órgano competente del Ayuntamiento de Madrid, dentro del Plan Memoria que reconoce la contribución de personas relevantes en la historia de la ciudad, a la colocación de dos placas conmemorativas dedicadas a Julián Besteiro y Melchor Rodríguez respectivamente.

La placa dedicada a Julián Besteiro, a iniciativa del Grupo Municipal Socialista (PSOE), se colocará en la Costanilla de Santiago, 16, lugar donde nació. Besteiro fue presidente de las Cortes durante la Segunda República y el sucesor de Pablo Iglesias al frente del Partido Socialista Obrero Español y del sindicato UGT.

Fue concejal de Chamberí en 1913 y presidente del Comité de Reforma, Reconstrucción y Saneamiento del Ayuntamiento de Madrid durante la Guerra Civil.

Por su parte, la placa dedicada a Melchor Rodríguez, cuya iniciativa ha partido del Grupo Municipal Ciudadanos, se ubicará en la que fue su residencia en la calle Amparo, 27. Como miembro del Consejo Nacional de Defensa, el gobierno provisional en lo que quedaba de la República Española tras el golpe militar del coronel Casado contra el Gobierno de Negrín, propuso a Melchor Rodríguez como alcalde de Madrid, cargo que éste aceptó.

Rodríguez, también conocido como el ángel rojo, fue un reconocido anarquista y sindicalista. A los cuatro días de aceptar la alcaldía y con el objetivo de poner fin a la Guerra Civil entregó las llaves de la ciudad a las tropas de Franco, lo que le costó su detención y condena a muerte.

Salvó la vida de numerosas e influyentes personas que intercedieron por él, lo que le valió para conmutar la pena por 25 años de prisión, que finalmente terminaron convirtiéndose en 5.

En 2016, el Ayuntamiento de Madrid también aprobó por unanimidad una propuesta del Grupo Municipal Ciudadanos para darle el nombre de Melchor Rodríguez a una de sus calles como reconocimiento al último alcalde republicano que tuvo la ciudad así como por el “gran consenso social y político y por su gran relevancia para la reconciliación y la concordia tras la Guerra Civil”.

Tras este trámite, ambas propuestas de placas serán elevadas a la Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid para su aprobación definitiva.

Deja un comentario