Un Real Madrid demoledor, campeón de España junior de baloncesto

Una auténtica exhibición, quizá el mejor partido de la temporada, llevó al Real Madrid júnior a proclamarse campeón de España. Los blancos superaron al Joventut por 53-83 en una final que dominaron tanto dentro de la pintura (48 rebotes por 31) como fuera (14 triples de 34 intentos).




Dino Radoncic fue el máximo anotador del partido con 21 puntos, y Paco Salvador (MVP de la final), el máximo reboteador con 15 capturas. El Madrid consigue así su tercer campeonato de España en los últimos cuatro años. El Movistar Estudiantes acabó quinto y el Montakit Fuenlabrada séptimo, con el premio para Álvaro Tébar como mejor pasador.

Joventut Badalona 53 – 83 Real Madrid

Estadísticas

La final comenzó con un Joventut que intentaba ser agresivo mirando directamente al aro del Madrid. Sin embargo, los blancos comenzaron a mostrar enseguida sus puntos fuertes: la defensa (perfectamente colocada) y la fortaleza física de jugadores como Khadim Sow, Paco Salvador o el omnipresente Dino Radoncic, estrella del campeonato.




El principal recurso ofensivo de los verdinegros estaba en las penetraciones, donde, al menos, podían sacar la falta. Así llegó el 4-6 mediado el primer cuarto, aunque Salvador amplió la ventaja poco después desde la línea de triple. Cuando el Joventut intentaba acercarse (como en el triple de Joel Parra), el Madrid volvía a irse, y el triple del especialista Carlos Unanue puso el 7-14 a 1:32. El estirón madridista, con superioridad tanto en el juego interior como en el exterior, llevó a un primer parcial de 9-18. Buena renta para el Real Madrid y, sobre todo, inmejorables sensaciones.

La ventaja aumentó al comienzo del segundo con un Madrid muy sólido tanto en defensa como en ataque. Así lo demostró el nuevo triple de Unanue. Con 9-23, las cosas pintaban bien para los jugadores dirigidos por Javier Juárez, aunque todavía quedaba partido. Pero el triple de Sani Campara (11-28) provocó el tiempo muerto del técnico de la Penya, Daniel Miret.




El Joventut serenó su juego, meditó mejor cada acción, y logró encadenar un parcial de 10-0 que le devolvió al partido antes de que Radoncic recordara el potencial de los blancos con cinco puntos consecutivos. Fue el prólogo de un bombardeo, porque los triples de Melwin Pantzar, Campara y Radoncic volvieron a lanzar al Madrid hasta el 25-43 del descanso.

Pese al intento de reacción del Joventud, el Madrid continuó mostrándose muy superior en la reanudación y el triple de Campara elevó la diferencia a +30 (27-57) mediado  el tercer cuarto. Después llegó el de Paco Salvador, y su palmeo… y con 27-62 ya todo estaba decidido. Pero el Madrid no bajó el pie. Antes de que acabara el tercer cuarto, con 36-74, todavía llegaron otros dos triplazos de Radoncic y Campara. El último periodo sobró, porque todo estaba hecho. Misión cumplida.




El Juventut cayó con la cabeza alta y acciones de mérito, siempre con la velocidad como principal herramienta ofensiva, mientras que Javier Juárez repartió minutos para que todos disfrutaran del éxito.

Fotos: FEB

Deja un comentario