El chef Javier Muñoz diseña la cena de Nochebuena para tres hospitales madrileños





El chef Javier Muñoz ha diseñado la cena de Nochebuena para los hospitales de media estancia de La Fuenfría, Guadarrama y Virgen de la Poveda.

El menú, denominado ‘Compartir Navidad. Luna de diciembre’, se ofrecerá también a los familiares que esa noche acompañen a los pacientes. En total cerca de 300 personas podrán degustar los platos elaborados para la ocasión de manera solidaria por el prestigioso cocinero.

El menú, para los pacientes que no necesiten por sus patologías ingerir una dieta específica, está compuesto por un primero de quinoa en remolacha, espárragos verdes, zanahoria y hierbas aromáticas; un segundo de lechón en su propio jugo, calabaza y tomate asado; y un postre de bizcocho, crema de mora y limón. Los platos y sus ingredientes han sido elegidos teniendo en cuenta las pautas y limitaciones nutricionales a las que, evidentemente, deben atenerse estos pacientes, e incluso algunos de sus ingredientes han formado parte de los menús ofrecidos otros años.




La doctora Carmen Gómez Candela, jefa de la Unidad de Nutrición de La Paz, ha realizado la valoración nutricional de todos los alimentos que serán servidos. El menú ha sido explicado al detalle por el chef Javier Muñoz a los tres jefes de cocina de La Fuenfría, Ricardo Sauguar; de Guadarrama, María Paz Rojo y del Hospital Virgen de la Poveda, Ignacio Cordobés Paniagua, quienes así podrán elaborar, junto a sus equipos, todos los platos esa noche tan especial.

El consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, ha presentado hoy este menú especial en un acto en el que también han participado el propio Javier Muñoz, que es chef y director ejecutivo del restaurante del grupo Adolfo-Toledo, situado en la sexta planta del Palacio de Cibeles, así como los responsables de cocina de los tres hospitales citados, además de la doctora Gómez Candela.

Los centros sanitarios de La Fuenfría, Guadarrama y Virgen de la Poveda, son hospitales de media y larga estancia, es decir, lugares a los que son derivados pacientes de otros centros madrileños cuyas patologías (rehabilitación, paliativos, crónicos…) requieren de estancias más prolongadas, y que por tanto hacen especialmente necesaria la incorporación diaria de ese concepto de humanización en la atención sanitaria.

 

Deja un comentario