La Comunidad de Madrid ha alertado en 2016 sobre 136 productos peligrosos y ha retirado 36.700 unidades





La Comunidad ha activado alertas sobre un total de 136 productos peligrosos de consumo o inseguros no alimentarios en 2016, de las que 114 eran notificaciones de riesgo grave de asfixia, choque eléctrico, inflamabilidad o lesiones por cortes. Las alertas emitidas por la Comunidad suponen el 25% de las 527 difundidas por el conjunto de las comunidades autónomas en lo que va de año.

En el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid se pueden consultar los productos sobre los que se han emitido alertas. Periódicamente se publican también todos los productos alertados por las distintas comunidades y administraciones. Además, el portal permite a cualquier ciudadano o empresa comunicar a la administración la existencia de un posible producto inseguro para su inclusión en la red de alerta.

La mayor parte de las alertas de seguridad, un 18,85%, han correspondido a vehículos y accesorios para vehículos, y un 14,75% han sido objetos relacionados con la infancia, como juguetes, artículos de puericultura o vestimenta. Le siguen los productos de material eléctrico (13%) y punteros láser (4,1%). La Dirección General Comercio y Consumo ha retirado (29,16%) o destruido (70,84%) un total de 36.706 unidades de los productos inseguros alertados, el 80% correspondientes a juguetes.




Casi 1.000 inspecciones
La detección de productos potencialmente peligrosos puede tener su origen en las inspecciones que hacen los inspectores de consumo (938 en lo que va de año), pero también a través de las comunicaciones que realicen los productores y distribuidores, que están obligados por ley a notificar a Consumo los fallos que detectan en sus artículos, y a subsanarlos.

En la presentación del balance de la red de alertas de Consumo en la región, en la que se han mostrado algunos productos retirados del mercado en 2016 por su peligrosidad, la consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo, ha destacado la calidad de los comercios de la Comunidad, que en su inmensa mayoría ofrecen garantía de calidad y de seguridad adicional a la que obliga la ley.

Hidalgo ha recordado algunos consejos que pueden ayudar a identificar productos seguros, y ha puesto especial énfasis en aquellos que van dirigidos a un colectivo de especial protección, como son los niños y adolescentes. Los juguetes, ha recordado, deben llevar siempre las instrucciones en español, así como la edad recomendada para su uso, y ha recomendado comprobar que los materiales no se rompen o se separan con facilidad formando piezas pequeñas, así como que el juguete no tenga puntas cortantes ni afiliadas.

Deja un comentario