La Cámara de Comercio de Madrid y la ONCE colaborarán en el empleo de personas con discapacidad





Mediante la firma de un convenio de colaboración, ambas entidades se comprometen a impulsar iniciativas que potencien la integración y normalización social y laboral de estas personas.

La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid y la ONCE han firmado un convenio de colaboración mediante el cual ambas entidades se comprometen a poner en marcha cualquier tipo de iniciativa encaminada a potenciar la integración y normalización social y laboral de las personas con discapacidad.

Juan López-Belmonte, presidente de la Cámara de Madrid, y Luis Natalio Royo Paz, delegado territorial de la ONCE en Madrid, han sido los encargados de la rúbrica en un acto celebrado en la sede corporativa de la Cámara (Plaza de la Independencia, 1). Han estado acompañados por el director gerente de la entidad, Carlos Prieto, y la subdirectora gerente, Elsa Salvadores, y por el subdelegado territorial de la ONCE, Ángel Ávila.

La Cámara de Madrid, consciente de la implicación directa de la venta de los productos de juego de la ONCE para la consecución de sus fines sociales, se compromete a impulsar acciones diversas para dar a conocer entre sus asociados y colaboradores la labor social que desarrolla la Organización.

Así mismo, más allá de la propia venta, la Cámara realizará también otro tipo de iniciativas encaminadas a la promoción de la integración laboral indirecta de personas con discapacidad a través de la posible contratación de servicios y el fomento de actividades que promocionen dicha integración. En este sentido, las entidades implicadas podrán suscribir convenios específicos que regulen acciones concretas en la materia.

Por su parte, la ONCE y su Fundación pondrán a disposición de la Cámara su experiencia en el ámbito de la formación e integración laboral de las personas con discapacidad.

Las entidades firmantes podrán, además, acordar la realización de actividades en otros campos siempre relacionados con estas personas, dirigidas especialmente a la mejora de la autonomía personal y a la eliminación de barreras arquitectónicas y de la comunicación.

El convenio contempla la creación de una Comisión Mixta de Seguimiento que se ocupe de velar por la consecución de los objetivos propuestos y de la ejecución de este convenio, tratando de resolver aquellos problemas, modificaciones y/o mejoras que pudieran surgir.

La vigencia será de un año a partir de la fecha de su firma y ser renovará de forma tácita por el mismo periodo, siempre que no exista renuncia expresa por alguna de las partes.

 

Deja un comentario