Juventudes Socialistas de Tetuan organiza una charla coloquio sobre los vientres de alquiler





Las Juventudes Socialistas de Tetuán celebraron ayer por la tarde una charla coloquio en la Agrupación Socialista de Tetuán sobre los vientres de alquiler, que contó con la participación de la filósofa Alicia Miyares, la jurista Lorena Morales y el escritor Ramón Martínez. Con estos coloquios se pretende “debatir sobre la realidad a la que se enfrentan las mujeres ante estas prácticas”, han explicado desde la organización juvenil.

El acto estuvo moderado por Adrián Palomo, Secretario de Organización de Juventudes Socialistas de Tetuán, que recordó a los asistentes que “todavía queda mucho camino por recorrer en la búsqueda de la igualdad real de la mujer, alejándola de la idea de que la mujer tiene como misión dar hijos al hombre”.

Por su parte, Alicia Mirayes destacó que” en el debate sobre vientres de alquiler tanto desde el socialismo como desde el feminismo se invoca el principio de elección ante el principio de igualdad”. En este sentido destacó que “un contrato privado no puede menoscabar el derecho de la mujer sobre sus hijos”. “No se puede anteponer el deseo de tener un hijo a los derechos ya consolidados no existe el derecho a tener hijos, existe el deseo de tener hijos”, argumentó.

Asimismo, Ramón Martínez resaltó que “estamos ante un debate en el que se nos inculca constantemente a que es necesario tener nuestros propios hijos biológicos bajo la defensa de los derechos de los gais a tener familia”. “Uno de los argumentos más utilizados por los movimientos a favor de los vientres de alquiler es que se ataca el derecho de la mujer a decidir sobre si misma, sin embargo, es necesario tener en cuenta que las mujeres que se someten a estos procesos son mujeres que se  encuentran en países menos desarrollados y que necesitan este tipo de ingresos para vivir. En definitiva lo que hemos terminado haciendo es convertir a una pareja homosexual en la perfecta pareja heterosexual”, explicó Martínez.

Por último, Lorena Morales destacó que “el único derecho que existe es el derecho del menor a tener una familia”. En este sentido recalcó que “estamos hablando de tener el niño soñado no del deseo de ser padres”. También explicó el funcionamiento de los contratos que se firman entre la pareja y la madre de alquiler, “asombrando a los asistentes con algunas de las cláusulas que se ven obligadas a firmar las mujeres aunque las dejen indefensas la mayor parte del embarazo y su posterior relación con el bebé, así como el papel que desempeñan las empresas facilitadoras en el proceso, con un único objetivo en el lucro y blindar a la pareja contratante frente al bienestar de las mujeres gestantes y los bebés”, explicaron.

Los tres ponentes hacen un llamamiento a ver este asunto como “un nuevo obstáculo para avanzar en los derechos de las mujeres, como un nuevo paso del machismo unido al neoliberalismo para determinar, a través del dinero, qué puede o no puede hacerse con el cuerpo de las mujeres”, concluyeron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *