Sánchez Gordillo califica como “gesto para la galería” la renuncia de Cañamero al aforamiento y acusa a Podemos e IU de “traición”





Según informa El Plural, en realidad su queja no es nueva y viene a sumarse a las que antes del 26J y tras los resultados de diciembre, realizaron los representantes de las formaciones regionales que concurrieron con Podemos a las elecciones. Con respecto a los últimos comicios de hace casi mes, hasta este sábado, nadie había dicho nada pero el polémico e histórico dirigente de la CUT y el SAT y exdiputado de IULV-CA, Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha sido muy claro al respecto. A su juicio, en declaraciones que ha hecho a la agencia Efe, es una verdadera “traición” que los parlamentarios andaluces no puedan disponer de grupo propio en el Congreso de los Diputados, algo que para él, además, es una vergüenza. No ha dejado títere con cabeza el también alcalde de Marinaleda asegurando que Andalucía “es tan nación como la que más y tiene derecho a formar grupo propio; no son más los catalanes”. Para justificar sus afirmaciones ha rememorado que su región consiguió la autonomía a través del artículo 151 de la Constitución Española, gracias a que “millones de andaluces se echaron a las calles”.

Capacidad de decidir

Por ello, tiene claro que “si hay algún territorio en la historia reciente que ha demostrado que tiene derecho a la soberanía es Andalucía y, si a alguien se le concede la capacidad de decidir, tendría el mismo derecho”.

“Gesto para la galería”

También ha hablado de su compañero y líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) Diego Cañamero, del que espera que defienda Andalucía como la “nacionalidad histórica” que es y que fija el estatuto de autonomía.Con respecto al gesto de Cañamero de firmar ante notario un documento con el que renuncia a su condición de aforado, Sánchez Gordillo ha sido contundente al decir que “son gestos para la galería. Lo importante son las cuestiones de fondo”. No parece que sea éste la última de las brechas en el seno de Unidos Podemos. En Galicia las Mareas, tras el resultado del 26J, estudian la fórmula para concurrir a las elecciones autonómicas de, previsiblemente, octubre, en tanto que en la propia formación morada en aquella Comunidad continúan las desavenencias entre sus responsables y los miembros de las corrientes que la conforman. En Euskadi, también con cita con las urnas a la vista, las cosas también enturbiarse, tal y como ocurrió meses antes del 20D.

Fuente de la noticia: El Plural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *