UGT reclama una ley que impida que las empresas multiservicios exploten a los trabajadores





UGT muestra su preocupación ante la proliferación de las empresas multiservicios, “que están rebajando las condiciones laborales y salariales de los trabajadores y las trabajadoras y están provocando competencia desleal entre las empresas”.

El sindicato está impugnando convenios que rebajan las condiciones laborales y salariales, y denunciando estas situaciones, que las Inspecciones de Trabajo confirman y sancionan. El sindicato insiste en la derogación de las reformas laborales “que favorecen que en los convenios de empresa se rebajen las condiciones pactadas en los convenios sectoriales, y propicie una ley para las mismas, con el fin de que se impida la explotación de los trabajadores y tengan, al menos, las mismas condiciones que los empleados de las empresas cliente en la que están desempeñando sus funciones”.

La situación de camareras de piso, con salarios que se sitúan hasta el 40% menos de lo fijado en el convenio provincial o del sector (de 1.200 euros a 655,20 euros); trabajadores subcontratados en otros países con contratos de prácticas para ocupar puestos en los que deberían estar trabajadores con contratos avalados por la legislación de nuestro país, con mejores sueldos y condiciones laborales adecuadas. Estos constituyen ejemplos denunciados por el sindicato y muestran “la cara de lo que está ocurriendo con las empresas multiservicio en nuestro país”.

La Unión General de Trabajadores muestra su preocupación “por su creciente implantación de este tipo de empresas que se caracterizan por tener un objeto social amplio y diverso, y no encajar en un sector concreto de actividad ni, por tanto, en un convenio sectorial y que se han visto favorecidas por una reforma laboral en la que prevalece el convenio de empresa”. “Esto provoca un deterioro de las condiciones de los trabajadores y están favoreciendo la competencia desleal entre las compañías”. “Y se están situando, incluso, en mejor posición que las ETT, que sí están obligadas a aplicar, a los trabajadores que contratan, las mismas condiciones de trabajo y empleo de la empresa en la que prestan servicio”.

Ante esta realidad, UGT está interponiendo numerosas impugnaciones en los convenios “que no han cumplido con las mínimas garantías laborales y salariales recogidas en la ley”.  Sin embargo, estas empresas aún plantean problemas jurídicos que no han sido resueltos, como en lo relativo a las condiciones de trabajo y la determinación del convenio aplicable en cada caso.

En este sentido, se han aplicado distintas soluciones, pero el Tribunal Supremo ha sentenciado, en 2015, que a los trabajadores de las empresas multiservicios se les debe aplicar el convenio colectivo de la actividad principal de la empresa, con el fin de evitar el tratamiento desigual para los empleados, cuando la empresa multiservicios no tenga convenio propio. A pesar de ello, el sindicato ha constatado que “cuando las empresas tienen convenio propio, suele ser para rebajar las condiciones laborales pactadas en los marcos sectoriales”.

Para UGT, “resulta imprescindible que tanto las instituciones como los partidos políticos y la propia ciudadanía se impliquen en esta problemática y no permanezcan impasibles ante una realidad que reduce los derechos laborales, disminuye los salarios por debajo del convenio del sector, incrementa la jornada laboral, reduce las plantillas y crea espacios en los que se juega con la estrecha línea que separa la actividad legal con la ilegalidad”.

El sindicato considera “prioritario y urgente recuperar el equilibrio en las relaciones laborales, denostado con las últimas reformas laborales, que están aprovechando estas empresas para crear sus propios convenios y eludir la protección que el convenio del sector o el de empresa en la que prestan servicios ofrece al trabajador”.

Por ello, UGT reclama al nuevo Gobierno que” derogue las reformas laborales, que están produciendo efectos muy perniciosos tanto para los trabajadores como para las empresas, e impulse la regulación normativa para estas empresas, en las que los trabajadores tengan, al menos, las mismas condiciones de trabajo que tienen los de la empresa cliente en la que estén desempeñando sus funciones”.

Deja un comentario