UGT denuncia que el cheque de Formación Profesional es un negocio para las empresas privadas




Desde el sector de Enseñanza de FeSP- UGT Madrid se denuncia que las becas para el alumnado de Formación Profesional de grado superior son un “artificio contable para financiar la empresa privada con dinero público diseñado por el Partido Popular en la Comunidad de Madrid”.

Según explica el sindicato en un comunicado emitido, “en el marco económico actual y ante la ausencia de recursos en muchas familias el crecimiento de la demanda de Enseñanza Privada no está yendo como se preveía, por ello se han dulcificado las condiciones para el acceso a la beca de FP. La Orden 1 de bases recientemente publicada, por ejemplo, amplía las edades límite del alumnado para solicitar beca y elimina la necesidad de haber cursado estudios previos en la Comunidad de Madrid, pero sigue en total sintonía con la política educativa del PP en los años pasados. Es decir, no hay ningún cambio sustancial entre lo que hacían los Gobiernos anteriores y los que hace este”.

Desde UGT Madrid continúan denunciando este modelo “injusto que lleva los recursos económicos de la Comunidad madrileña al beneficio de un grupo selecto de su ciudadanía, el empresariado, y los detrae del resto en un momento en que la formación es algo vital para la reinserción laboral del conjunto. Es absolutamente inmoral que los recursos recaudados vía impuestos vayan a transformarse directamente en lucro empresarial para unos pocos y no se devuelvan íntegros a través de las estructuras públicas que garanticen el derecho a la educación de la ciudadanía que los paga. No debemos olvidar que los centros privados son simplemente empresas, estas se crean indefectiblemente con ánimo de lucro y todo aquello que se deriva al lucro se detrae de la calidad en la prestación, en este caso, de un derecho”.

Desde el sindicato añaden que “cuando la Enseñanza se regula exclusivamente con las reglas del mercado se producen una serie de efectos perversos”. Según UGT, son los siguientes:

Ausencia de planificación en el diseño de la red de centros que se traduce en una distribución de la oferta educativa de Formación Profesional en la Comunidad de Madrid muy irregular. Hay muchísimos municipios que carecen de la misma, como hemos denunciado recientemente.

– Peores condiciones laborales y retributivas para el profesorado ya que su equiparación con los de la Enseñanza Pública haría inviable el beneficio empresarial.

– Orientación de la oferta hacia los ciclos formativos, cuya implantación se realiza a un coste inferior, ya que los ciclos más caros aseguran una menor rentabilidad.

– Discriminación por razones de contexto socioeconómico del alumnado.

Deja un comentario