UGT y CCOO piden a la ciudadanía el voto para conseguir un Gobierno del cambio y de progreso

​Miles de personas han salido a las calles este Primero de Mayo en Madrid para manifestarse contra la pobreza salarial y social y para reivindicar trabajo y derechos.

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha subrayado que este Primero de Mayo “debe ser un punto de inflexión en la lucha por recuperar los derechos e los trabajadores y las trabajadoras de este país” y que, aunque podríamos haber llegado a esta fecha en mejores condiciones, “con un Gobierno de cambio y de progreso” hay que destacar que se nos ofrece “la oportunidad de intentar que las reivindicaciones de los trabajadores y los problemas de los ciudadanos, puedan ser objeto de debate en la campaña electoral”.




Álvarez ha señalado que el problema de este país no es que no haya riqueza, sino cómo se reparte la riqueza y por eso este Primero de Mayo “debe situar de manera clara la necesidad de que la riqueza se reparta de manera equitativa empezando por recaudar, a través de la hacienda pública, aquellos recursos económicos que hoy no se recaudan como consecuencia del fraude fiscal”.

“Más de 80.000 millones de euros que podrían servir para desarrollar políticas sociales y con los que se podría atender la mayoría de las demandas de los trabajadores y medidas como un plan de choque por el empleo para crear puestos de trabajo, el fomento de los contratos de relevo para que los jóvenes accedan al mercado de trabajo, un puente a la jubilación digna para los mayores de 55 años que están en el paro y desarrollar políticas industriales reales que creen empleo de calidad”.

Pepe Álvarez ha hecho un reconocimiento altrabajo de los más de trescientos sindicalistas que han sido perseguidos por la Fiscalía por defender el derecho de huelga y ha recordado las luchas que se están desarrollando en todo el mundo, a las personas que padecen y a las víctimas de tragedias laborales como la sucedida en Kenia que son consecuencia “de un proceso de globalización injusto que no tiene en cuenta a las personas”. En este sentido, ha recordado que “es necesario abrir un debate en nuestro país en relación al Tratado de Libre Comercio con EEUU, el TTIP, porque no se puede aprobar un acuerdo sin que nos quitará derechos sociales y laborales”.

Por su lado, el secretario general de CCOO Toxo, ha destacado que “este 1 de mayo vamos a lanzar un mensaje nítido: Es imprescindible un cambió de rumbo de la política económica”, para revertir las políticas de ajuste, austeridad y recortes adoptadas en los últimos años, señaló Toxo, quien reivindicó la derogación de las reformas laborales y el fortalecimiento de la negociación colectiva, la recuperación del poder adquisitivo de los salarios, empezando por el SMI, que debería situarse en 800€ en el primer año de legislatura, asegurar las pensiones públicas, y recuperar lo que denominó “calidad democrática”, con la derogación del artículo del Código Penal que penaliza el derecho de huelga y la Ley Mordaza, entre otras medidas necesarias.

Para el secretario general de CCOO, la participación en las manifestaciones del 1 de mayo y, si como parece seguro, también en las elecciones generales en el mes de junio votando para asegurar una mayoría suficiente para el cambio, son hitos fundamentales para conseguir el cambio urgente que demandan CCOO y UGT.

Deja un comentario