Desde los VIII Encuentros Internacionales en Madrid se pide que se abran las fronteras de Europa a los migrantes

La octava edición de los Encuentros en Madrid se ha cerrada en la mañana de hoy con la mesa redonda sobre “La Abogacía europea ante la crisis de los refugiados” en la que el denominador común de las intervenciones ha sido reivindicar la necesidad de que el migrante tenga garantizados sus derechos con la asistencia letrada.

En este contexto se han avanzado dos iniciativas institucionales del Colegio de Abogados de Madrid que, junto a la Federación de Colegios de Abogados de Europa, evaluarán en los centros de registro conocidos como hotpots la situación de ayuda legal de los migrantes. Asimismo, se proyecta organizar en Madrid una Conferencia Internacional para promover un compromiso institucional de la Abogacía mundial frente a esta crisis.

Así, moderada por la Secretaria de la Junta de Gobierno, Carmen Pérez Andújar, la mesa iniciaba el turno de intervenciones con Michel Benichou, presidente del Consejo de la Abogacía Europea (CCBE), quien ha recordado a Europa su responsabilidad de “luchar contra los barreras morales que hace a los demás parecer bárbaros”.




En su opinión, Lesbos es en este momento “una zona de no derecho” porque “son centros de detención y no de registro”.

Por su parte, Sara Chandler, vicepresidenta de la Federación de los Colegios de abogados de Europa (FBE), ha hecho un repaso de las acciones que está haciendo la Abogacía en lo que supone el “mayor reto de Derechos Humanos del siglo XXI” respecto al Estado de Derecho. Y ha destacado al abogado como el “guardián de los valores de la Humanidad”.

José Ramón Antón, presidente de la Sección de Derechos Humanos del Colegio ha descrito cómo se está comportando la Comunidad Internacional en esta crisis que “no es una crisis migratoria sino de la Unión Europea”.

“La respuesta de la abogacía debe ser conjunta y urgente, con un plan de acción concreto y presupuestado”, ha dicho. Y es que ha recordado que “hemos transformado el Mediterráneo en una fosa común que no cumple la legalidad internacional”.

El responsable de Extranjería, Asilo y Refugiados del Colegio, Marcelo Belgrano, ha puesto sobre la mesa la cuestión central del acceso al procedimiento. “En España no tenemos aún refugiados porque no se les da acceso al procedimiento”, ha indicado, teniendo en cuenta que “llevamos más de 6 años sin reglamentar el asilo por falta de voluntad política”.

También ha insistido en que “todo solicitante de asilo tiene derecho a un abogado de oficio”.

Para finalizar, Carmen Pérez Andújar, en alusión a tratados y normas internacionales, ha hecho un llamamiento para que quienes nos gobiernan “recuerden que lo firmado siempre hay que cumplirlo”.

Como clausura oficial a estos Encuentros, la decana ha leído el siguiente Manifiesto:

“Los presidentes y representantes de las Asociaciones de Abogados, de Colegios de Abogados y de Consejos Generales de la Abogacía de todo el mundo, asistentes a los VIII “Encuentros en Madrid” y reunidos en el Colegio de Abogados de esta ciudad, manifiestan:

Primero.- Ante la necesaria prevención, persecución y punición del terrorismo, manifestamos nuestro más absoluto rechazo a que la legítima aspiración de todos los pueblos del mundo a la seguridad personal, pueda ser utilizada por los poderes públicos como coartada para promover o disponer cualquier excepción o disminución de los derechos fundamentales o libertades públicas. Si perdemos o cedemos los derechos, garantías o libertades, habremos perdido la batalla contra el terrorismo sin resistencia alguna.

Segundo.- Asimismo rechazamos que con dicho motivo y finalidad puedan o deban los poderes públicos limitar o someter a excepción las prerrogativas del abogado en el ejercicio de la defensa: su independencia, su libertad de expresión, su privilegio legal de confidencialidad o su dignidad, cuyo ejercicio ninguna relación guarda con las conductas de aquellos abogados que puedan ser constitutivas de infracción o delito y sin perjuicio de su persecución y castigo.




Tercero.- Que saludamos la creación del Observatorio Internacional de la defensa de la defensa y de las abogadas y abogados en peligro, nos felicitamos por la reciente adhesión de la abogacía española a dicho Observatorio y denunciamos todas las formas de persecución, represión y agresión a las abogadas y abogados de todos los países del mundo por causa del ejercicio de la profesión, sea cual fuere el motivo por el que lo sufran y llamamos a todos sus gobiernos a que los protejan, garantizando su integridad física y moral, así como su dignidad y las prerrogativas que les asisten en el ejercicio de su función de defensa.

Cuarto.- La más incondicional solidaridad con todos los refugiados del mundo y la más absoluta defensa de los derechos humanos que les asisten. Y llamamos especialmente a los gobiernos de la Unión Europea a que abran las puertas de Europa a cuantos hombres, mujeres y niños llegan a ellas huyendo de la guerra, de la persecución, del hambre o de la muerte y los reciban, acojan y cuiden como seres humanos, mientras se tramita su asilo y refugio.

Quinto.- Que llamamos a todas las abogadas y abogados del mundo a gestionar sus despachos con las mejores técnicas económicas y empresariales que puedan garantizar su desarrollo sostenible y les permita ofrecer a la ciudadanía mundial la más cuidada y firme defensa de calidad de sus derechos y libertades, manteniendo y observando en todas sus prácticas las normas éticas y deontológicas de la abogacía, sin olvidar que nuestro trabajo consiste en dar cobertura profesional al ejercicio de un derecho fundamental inalienable y “fuera del comercio de los hombres”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *