Se aprueba la remodelación de la Plaza España

Tras la consulta popular realiza por el ayuntamiento los vecinos de la ciudad, los participantes apuestan por la remodelación de la Plaza España y que se convierta en un lugar más verde, cultural, de permacencia y ocio.

Los madrileños han votado mayoritariamente que el ayuntamiento también debe intervenir en Plaza de los Cubos y creen que se deberían mejorar las conexiones peatonales de la Plaza de España con el Templo de Debod y Plaza de Oriente.

Para la mayoria de participantes opinan que el Ayuntamiento también debe limitar los mercadillos y así como apuestan por mantener el conjunto de los monumetos (el monumento a Cercantes entre otros) como en la actualidad, y creen que la plaza debería ser parte de una red verde que llegará desde la Casa de Campo y el Parque del Oeste al centro de la ciudad.

Entre otras de las medidas que respaldan los vecinos son ampliar el número de árboles, así como, el diseño de la plaza debe favorecer sobre todo las necesidades de los vecinos de la zona, de toda la ciudad, de turistas y visitantes.

Respecto al tráfico en el entorno de la Plaza de España hay más participantes que opinan que es necesario un carril bici y convertir en peatona el paso elevado de Bailén y unirlo con el parque del Oeste y los Jardines de Sabatini para 8620 (37,85%) de los participantes. 

Los participantes quieren que se amplie el número de plazas de aparcamientos en la Zona de Plaza España, y poyado por el 73,83% votantes la posibilidad del uso mixto (residentes y rotación) en el aparcamiento subterráneo, también quieren que se reduzca el aparcamiento en superficie y sustituirlo por zonas peatonales y áreas verdes.

El 75,45% de los encuestados considera que las obras de la Plaza de España deberían realizarse reduciendo al máximo el impacto ambiental, aunque ello suponga un incremento de los costes y que se pongan en marcha todas las posibles medidas de sostenibilidad ambiental como recuperar el agua, consumo energético de fuentes renovables, reciclado de mobiliario urbano (bancos, papeleras, farolas…), reutilización de los materiales existentes o control y reciclaje de los residuos de la plaza.

La mayoria de participantes indican que visita La Plaza de España entre 1 y 2 veces al mes, caminando habitualmente, en bicicleta nunca y ocasionalmente en coche y en transporte público. Y les expulsaria de la zona más tráfico y zonas pavimentadas sin verde, piensan que sobrán tráfico, humos y ruidos.

Finalmente el 59% de los participantes quieren una reforma profunda que permita reordenar completamente los usos de la plaza y de su entorno (tráfico, accesos, equipamientos).

Deja un comentario