Inicio Comunidad Un año de operativo anti bandas en Madrid: 1.399 pandilleros detenidos (37% menores) y 646 armas intervenidas

Un año de operativo anti bandas en Madrid: 1.399 pandilleros detenidos (37% menores) y 646 armas intervenidas

Gacetín Madrid

La delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Mercedes González, ha comparecido hoy en la “Comisión de Estudio para abordar el fenómeno de las bandas juveniles violentas”, en la Asamblea de Madrid, donde ha expuesto ante los grupos parlamentarios las actuaciones operativas y de coordinación llevadas a cabo por la Delegación para actuar frente a este tipo de grupos violentos, que “por desgracia, no son nuevos, ni en la Comunidad de Madrid ni en el conjunto de España”.

“Estamos hablando de un fenómeno que tiene dos décadas de existencia en nuestro país y 17 años de actuación gubernamental desde el punto de vista de la seguridad ciudadana”, ha expuesto la delegada del Gobierno.

El 15 de abril de 2005, el Congreso de los Diputados aprobó una iniciativa instando al diseño de un plan para prevenir y evitar la consolidación de grupos violentos de jóvenes, con estructura de cohesión y disciplina interna, plan que fue aprobado 8 meses después, en diciembre de ese mismo año.

Así, el 7 de diciembre de 2005 nació la primera instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad (SES, del Ministerio del Interior), relativa a la implantación, desarrollo y ejecución de un “Plan de actuación y coordinación policial contra grupos organizados y violentos de carácter juvenil”. Si bien en aquellos momentos, la violencia ejercida por menores y jóvenes no representaba en nuestro país ni en nuestra Comunidad un problema de primera magnitud.

Nueve años más tarde se da continuidad a esta plan con una nueva Instrucción de la SES, la 17/2014 de 16 de diciembre, fruto del incremento de actividad de estos grupos. Y de nuevo tenemos que esperar otros 8 años, para encontrarnos con un repunte de su actividad violenta que ha desembocado en el Plan de Actuación y Coordinación Policial contra los grupos de carácter juvenil, aprobado por la SES este mismo año.

Mediante este recorrido, la delegada del Gobierno ha explicado que “la actividad delincuencial de las bandas juveniles tiene una actuación fluctuante, ya desde sus inicios, y no es constante ni continua, sino que se va manteniendo en nuestra sociedad con altibajos”.

Características de las bandas

“La composición, organización y funcionamiento de las mismas ha ido variando con el paso de los años”, ha detallado la delegada del Gobierno. “En un primer momento, en 2003, estas bandas empiezan a tener presencia debido al fenómeno de la inmigración. Eran básicamente bandas de raíz ecuatoriana, que tuvieron su auge en 2014”. “En la actualidad, estos grupos están compuestos por españoles, ya que un 90% de sus integrantes son de esta nacionalidad”.

Edades

“Lo mismo sucede en cuanto a la edad. Inicialmente, el abanico de edad se alargaba hasta los 32 años. En la actualidad los integrantes de estos grupos son jóvenes con edades comprendidas entre los 12 y los 23 años”, ha expuesto la delegada del Gobierno. Y con el tiempo, ha ido incrementándose el número de menores en las bandas desde un 10% inicial, pasando a un 20% y cifrando en la actualidad en un 30-40% el número de estos menores.

“Otro cambio y evolución significativa ha sido la integración de la mujer en estos grupos violentos. Si bien en la primera década, la presencia era únicamente masculina, en los últimos años se está constatando una escasa integración de mujeres jóvenes de muy corta edad, cuyo papel en la banda es dar cobertura a las actividades delictivas, ocultando efectos robados, drogas o armas”.

Organización y funcionamiento

“En su origen, estos grupos eran jerárquicos, muy piramidales, respondiendo a un patrón. Los grupos asentados actualmente se caracterizan por tener una estructura flexible y dinámica. En cuanto a su número de integrantes, se mantiene estable desde hace años: un total de 350 a 400 jóvenes en la demarcación de Policía Nacional y entre 200-250 en la demarcación de Guardia Civil, por lo que estamos hablando de un número muy reducido con respecto a los jóvenes que viven en la Comunidad de Madrid”, según la información ofrecida este viernes por Mercedes González en la Asamblea de Madrid.

Las bandas que «operan» en nuestra región son cuatro, básicamente: Latin King, Ñetas, Dominican Don’t Play y Trinitarios. Hay otras dos, con una mínima incidencia: Forty Two y Blood. Son dos bandas con signos y símbolos propios diferenciados, pero están “hermanadas” con los Trinitarios, por tener con ellos un mismo objetivo y las mismas bandas rivales, lo que supone que en ocasiones miembros de ambos grupos pueden ser identificados juntos en perfecta sintonía.

Modus operandi

“Con carácter general, son los encuentros fortuitos entre miembros de bandas rivales los que finalizan en agresiones, en las que el grupo mayoritario ataca al que se encuentra en minoría. El hecho de producirse algunas agresiones en estaciones de Metro o Renfe, intercambiadores o andenes, es debido a la minoría de edad de estas personas, pues al utilizar para sus desplazamientos el transporte público, en ocasiones coinciden en tiempo y lugar con miembros de bandas rivales”, ha relatado Mercedes González.

Las tipologías delictivas vienen derivadas por el control del territorio, por lo que los delitos más habituales son: riñas tumultuarias, lesiones entre rivales, o robo con violencia o intimidación, a cualquier víctima

Planes contra las bandas

La delegada del Gobierno ha recordado que a finales de 2021 “comenzó a detectarse, básicamente en la ciudad de Madrid y en algunos municipios de la región, que estas bandas estaban empezando a activarse, al haberse identificado un incremento de las agresiones cometidas por estos grupos con armas blancas, básicamente machetes”.

Se diseñó, así, un Plan Operativo que entró en funcionamiento el 2 de diciembre de ese mismo año en los distritos madrileños de Arganzuela, Carabanchel, Centro, Ciudad Lineal, Latina, Puente de Vallecas, San Blas-Canillejas, Usera y Villaverde, así como en los municipios de Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz. En este marco, se realizaron 351 actuaciones que tuvieron como resultado: 1.335 identificados, 118 detenidos, 56 requisas de armas y 30 actas de posesión de droga.

Tras la serie de graves sucesos producidos por estas bandas el primer fin de semana de febrero de este año −que se saldan con la muerte de dos personas en el distrito Centro y en Usera y una grave agresión en Parla−, esta operación se rediseñó en un Plan de Actuación formado por un dispositivo de más de 500 agentes de Policía Nacional, que se desplegaron por 11 de los 21 distritos de la capital, más el municipio de Parla.

Lugares de actuación policial

Las actuaciones se llevan a cabo “en las zonas donde tenemos detectada la presencia de estos jóvenes; en las de mayor incidencia delincuencial de estos distritos; en los medios de transporte -Metro y Cercanías- y en los centros educativos, a través del área de Participación Ciudadana.

Las intervenciones policiales tienen lugar de lunes a jueves en los horarios detectados como críticos (de 5 a 7 de la mañana y desde las 20:00 h a 2 de la madrugada) y de viernes a domingo con servicios reforzados y con horarios ampliados (de 8 a 14h y 20h a 4 de la mañana). “Nunca Madrid había hecho un dispositivo así. En menos de una semana se tuvo una capacidad de reacción y acción increíble”, ha explicado Mercedes González.

Al mismo tiempo, la Delegación del Gobierno convocó junto al Ayuntamiento de Madrid la Junta Local de Seguridad (18 de febrero); se reunió con el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid y acudió a la Junta Local de Seguridad de Parla, que se celebró el pasado 2 de marzo.

Resultados del operativo especial durante este año de actuación

Desde la puesta en marcha, hace un año, de los planes contras estas bandas, los efectivos de la Policía Nacional han identificado a 109.132 personas; han detenido a 1.399 (95% hombres, 37% menores); se han incautado de 646 armas (una de fuego, 400 navajas y cuchillos, 65 machetes, 11 detonadoras/airsoft, 93 bates y puños americanos) y han levantado 4.360 actas de droga.

Guardia Civil 

En cuanto a la demarcación territorial de la Comandancia de Madrid de la Guardia Civil, se desplegaron más de 800 agentes, por 9 localidades en las que se ha identificado la acción de estos grupos violentos, además de reforzar la presencia y el control en los municipios cercanos a la capital. En este ámbito, estos grupos no tienen actividad delincuencial y el número de integrantes es muy escaso. A fecha de hoy, únicamente se ha observado la presencia de grupos juveniles violentos en 5 localidades, la mitad que en 2021. Y tan solo en Valdemoro y Galapagar se aprecia actividad de este tipo de grupos, motivo por el que se ha intensificado la actividad policial en estos dos municipios.

Durante los últimos 5 años−entre 2018 y 2022−, la Guardia Civil ha realizado un total de 10 operaciones, dentro de las cuales se ha procedido a la detención o investigación de 68 personas. El 70% de las operaciones (7) se han realizado a lo largo de 2021 y los diez primeros meses de 2022, y en ellas se ha procedido a la detención o investigación de 32 personas.

Plan permanente

La delegada del Gobierno ha insistido en que este es “un plan permanente, que no va a parar hasta que cese la actividad delictiva de estos grupos violentos”. Desde su puesta en marcha, se hace un seguimiento semanal en el que se evalúa la evolución y se han ido haciendo los ajustes necesarios. En la actualidad se encuentran dentro de este plan: Arganzuela, Carabanchel, Centro, Ciudad Lineal, Fuencarral-El Pardo, Latina, Puente de Vallecas, San Blas, Tetuán, Usera-Villaverde, Alcobendas, Alcorcón, Coslada-San Fernando y Parla.

Incidencia durante la pandemia

A lo largo 2021 y parte de 2022, se ha observado un incremento significativo de jóvenes que dicen pertenecer a estos grupos. El punto de inflexión en el que muchos menores se han comenzado a relacionar con estos grupos violentos ha sido la pandemia COVID-19, en la que los jóvenes han permanecido confinados en sus domicilios con acceso a internet.

“Durante ese periodo han estado en una ‘vida virtual’, en la que exaltaban a otros jóvenes que decían pertenecer al mismo grupo y retaban a muerte a todos aquellos que decían ser sus rivales. Levantadas las restricciones, estos menores continúan viviendo esa vida paralela en redes sociales, con encuentros fortuitos entre ellos en la vida real. No se puede probar que estos jóvenes sean miembros de bandas, pues no han sido identificados junto a otros miembros ya probados, ni han sido sancionados o detenidos por hecho violento alguno”, ha detallado la delegada del Gobierno.

Charlas Plan Director

Respecto a las actuaciones llevadas a cabo dentro del Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en los Centros Educativos y sus Entornos, desde prácticamente todas las comisarías de Policía Nacional (27 de 30) los delegados de participación ciudadana impartieron charlas relativas a bandas juveniles, hasta 800 charlas el pasado curso.

En lo que llevamos de curso, en estos escasos meses de septiembre a noviembre, el número total de charlas sobre estos grupos violentos se eleva a 674: Alumnos de Primaria (hasta 11 años), 58 charlas; Secundaria (de 12-15 años) 574 charlas; Bachillerato y FP (hasta 18 años) 59 charlas. En total han recibido información y formación preventiva relativa a bandas juveniles un total de 20.910 jóvenes madrileños.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web y nuestra Política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Más información

Política de cookies