Inicio Comunidad OCU denuncia el creciente desabastecimiento de medicamentos

OCU denuncia el creciente desabastecimiento de medicamentos

Gacetín Madrid

El desabastecimiento de fármacos ha aumentado en los últimos años y es cada vez más recurrente. De hecho, el último episodio, la falta de amoxicilina pediátrica, que dura ya más de una semana, ha obligado a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) a recomendar la dispensación fraccionada del formato de adultos en caso de necesidad.

Pero el caso de la Amoxicilina pediátrica es solo el último de una larga lista de desabastecimientos, denuncia la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). La propia AEMPS en su último informe, a 30 de junio de 2022, reconocía que un 3,42% de las presentaciones autorizadas sufrían problemas de suministro, lo que supone un incremento del 31% respecto al semestre anterior (de 842 a 1.105 presentaciones).

La última encuesta sobre desabastecimiento de medicamentos publicada por OCU en febrero de 2021 revelaba que un 41% de los ciudadanos había vivido al menos un caso de desabastecimiento superior a las 24 horas. En el 91% de los casos se trataba de medicamentos con receta. ¿Motivos? Uno de cada cuatro afectados no obtuvo respuesta a esta cuestión. Al resto, les indicaron distintas situaciones: la alta demanda del fármaco (25%), la existencia de problemas logísticos (25%), problemas de producción (12%), la escasez del principio activo (10%), problemas comerciales o de distribución (9 %), la sustitución (7%) o la retirada del mercado (5%).

Este tipo de situaciones, que se da a nivel global, no solo en España, está provocada en muchas ocasiones por la excesiva dependencia de un escaso número de productores de materias primas necesarias para la fabricación de los medicamentos, algo que se ha agudizado en la pandemia de la COVID-19.

Pero el origen de los desabastecimientos va más allá. El mercado y las estrategias comerciales de las farmacéuticas también están con frecuencia detrás de la escasez. Los medicamentos con precios más bajos o menos rentables para las empresas suelen tener más problemas de suministro. En este sentido, es habitual que las farmacéuticas retiren voluntariamente ciertos fármacos del mercado para presionar a las autoridades en la negociación de precios o para favorecer la entrada de otros productos de mayor interés comercial para la empresa.

Estas estrategias afectan especialmente a algunos medicamentos esenciales, como los genéricos para el cáncer o los antibióticos. OCU ha venido denunciando en años recientes que existe «considerable opacidad» hacia los ciudadanos sobre los motivos reales de los desabastecimientos.

Los problemas de suministro tienen un impacto directo en los pacientes, ya que a la ansiedad y la preocupación que genera poder quedarse sin tratamiento, hay que añadir el tiempo que invierten en buscar el fármaco desabastecido, los problemas derivados de la forma de administrar el medicamento alternativo, la aparición de otros efectos secundarios o un gasto económico adicional, ya sea porque la alternativa es más cara o porque en casos excepcionales no esté financiada por el Sistema Nacional de Salud.

Por todo ello OCU vuelve a insistir al Ministerio de Sanidad en el desarrollo de una política más dura de sanciones para quienes incumplan los compromisos de suministro. OCU aboga además por garantizar la transparencia pública sobre los motivos de los desabastecimientos, así como impulsar estrategias de producción pública de medicamentos y terapias esenciales aprovechando los recursos propios del SNS.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web y nuestra Política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Más información

Política de cookies