Organizadores del Orgullo LGTBI responsabilizan al Gobierno de Almeida de «comprometer seriamente» su celebración al incumplirse el acuerdo de Cibeles sobre exención de ruidos

Los organizadores del Orgullo LGTBI de Madrid (MADO), el más grande de Europa que se está celebrando en el centro de la ciudad con miles de asistentes y visitantes desde el 1 de julio, han denunciado que el límite del ruido permitido por el Ayuntamiento durante su celebración es «claramente insuficiente» y «compromete seriamente la viabilidad y celebración» del evento «con todas las garantías de seguridad» y han responsabilizado al Consistorio madrileño de los perjuicios «económicos y de imagen» que se puedan producir.

Así responden a que el Gobierno municipal no haya dado el visto bueno a la exención de ruidos durante la celebración del Orgullo y por tanto incumpla lo que fue aprobado (con el voto en contra de PP y Vox) en el Pleno de Cibeles el pasado 28 de junio en sesión ordinaria, instándose al Gobierno de Almeida a dejar sin límite los niveles máximos de ruido en los conciertos, pregón y la manifestación.

En un comunicado recogido por GACETÍN MADRID, la organización de MADO Madrid Orgullo señalan que se solicitó la exención de los límites acústicos para esta edición de 2022, en base a la declaración por parte del Ayuntamiento de Madrid de las fiestas de Madrid Orgullo de bien de interés general desde el 29 de junio de 2016. Dicha declaración señala que “en virtud de la declaración anterior, en las solicitudes que presenten las entidades organizadoras para las diferentes actividades enmarcadas en el MADO se podrán autorizar las modificaciones o, en su caso, la suspensión de los niveles máximos de emisión sonora establecidos en el artículo 15 de la OPCAT, en los eventos  enmarcados en el programa oficial de las citadas fiestas, de acuerdo con lo previsto en el artículo 19 de la referida Ordenanza Municipal”.

Esta exención fue ya concedida por el Ayuntamiento de Madrid durante la celebración del MADO 2016, WorldPride Madrid 2017 y en las sucesivas ediciones de 2018 y 2019 por razones sociales, económicas y de especial proyección para la ciudad de Madrid. Asimismo, el Pleno del Ayuntamiento de Madrid, celebrado el pasado 28 de junio en sesión ordinaria, aprobó por mayoría de votos dicha exención.

Para esta edición de 2022, tras dos años de pandemia, «volvemos a las calles a celebrar el Orgullo de Madrid, el MADO, una fiesta de la diversidad, el respeto y la inclusividad, que ha supuesto un altavoz para la consecución de avances legislativos y va a suponer un dique de contención a los discursos de odio y los delitos de odio que se han incrementado en nuestro país un 40% desde 2020».

Por todo ello, la organización de MADO Madrid Orgullo «solicitó una vez más la suspensión de los niveles máximos de emisión sonora tal y como prevé el artículo 19 de la OPCAT y a cambio hemos recibido una ampliación de los niveles máximos de emisión sonora recogidos en el artículo 15 de dicha Ordenanza que son claramente insuficientes, comprometen seriamente la viabilidad y la celebración de MADO, Madrid Orgullo 2022 con todas las garantías de seguridad para la ciudad y para todos».

Por todo lo anterior, «las consecuencias y perjuicios sociales, de imagen de la ciudad y económicos de no poderse celebrar MADO con todas las garantías necesarias será responsabilidad del Ayuntamiento de Madrid que ha desoído nuestras solicitudes, la voluntad de miles de electores reflejada en los acuerdos del Pleno Municipal del pasado 28 de junio así como nuestras reiteradas peticiones de reunirnos para estudiar la situación y buscar soluciones».

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *