La primera dama de Bulgaria une lazos de colaboración entre los jardines botánicos de Madrid y Sofía

Desde hoy, los jardines botánicos de Madrid (España) y Sofía Bulgaria) están algo más hermanados gracias a la donación que el Real Jardín Botánico (RJB) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Madrid ha recibido del Jardín Botánico de Sofía, integrado en la Academia de las Ciencias de Bulgaria, de dos ejemplares de Platanus orientalis, una especie arbórea caducifolia que se localiza, principalmente, en Bulgaria, Grecia y Albania, aunque se extiende por todos los Balcanes hasta Irán.

Por su parte, el RJB-CSIC ha cedido al Jardín Botánico de Sofía un ejemplar de las siguientes cuatro especies que se localizan en otros tantos puntos de España: Acer granatense, procedente del Parque Natural de la Font Rocha (Valencia); Arbutus unedo, que se localiza en el Parque Natural de las Hoces del Cabriel (Valencia); Pinus uncinata, del Macizo de Cotiella (Pirineo aragonés) y, finalmente, Quercus pirenaica, de la Sierra de Guadarrama-Ayllón (entre las provincias de Guadalajara y Segovia).

En este intercambio de especies entre ambos jardines botánicos ha sido fundamental la intervención de la primera dama de Bulgaria, Desislava Radeva, que, aprovechando la visita oficial que junto a su esposo Rumen Radev, presidente del país, ha visitado el Real Jardín Botánico de Madrid para materializar la entrega de los dos ejemplares de Platanus orientalis y visitar el Jardín, sus invernaderos y el Pabellón Villanueva.

Objetivos comunes de los dos jardines botánicos

Durante la visita, en la que ha estado acompañada de la vicedirectora de Jardinería y Arbolado del RJB-CSIC, María P. Martín, la primera dama de Bulgaria, ha destacado el importante trabajo de conservación e investigación que se realiza en este Jardín Botánico, así como su larga historia de más de 266 años con un importante papel en el estudio de la botánica conocido no solo en España sino en todo el mundo.

Por su parte, la vicedirectora de Jardinería y Arbolado ha agradecido la donación de los dos ejemplares -uno de ellos ya ha sido plantado-, que unen a dos jardines botánicos, el de Sofía y Madrid que comparten un objetivo común como es ampliar el conocimiento sobre el reino vegetal y fúngico, contribuir a la conservación de especies vegetales en peligro de extinción y combatir el cambio climático.

El Jardín Botánico de Sofís fue fundado en 1892 por el primer profesor universitario búlgaro de Botánica, Stefan Gueorguiev. Situado también en el centro de la capital búlgara, aunque con una extensión que no supera la media hectárea, el Jardín está integrado en la Academia de las Ciencias de Bulgaria, perteneciente a la Universidad San Clemente de Ohrid, la institución de educación superior más antigua del país.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *