Madrid anuncia un contrato para garantizar la limpieza de las zonas interbloque

Esta mañana de lunes, durante la reunión de la Comisión de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, el delegado de esta área de gobierno, Borja Carabante, ha confirmado algo que ya adelantó a las asociaciones vecinales de San Blas-Canillejas el pasado viernes: la activación de un contrato para garantizar la limpieza de las zonas interbloque de la ciudad.

Para ello, publicará por el trámite de urgencia una licitación específica que incluye el cuidado de las áreas peatonales y las zonas verdes y la reposición de las papeleras que el Consistorio había retirado en los últimos meses. Se calcula que el nuevo contrato no estará adjudicado hasta el mes de septiembre u octubre, por lo que tanto la Federación de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) como las asociaciones vecinales de los barrios más afectados, además de «meter prisa» al Ayuntamiento para reducir este plazo, esperan que, «mientras tanto, atienda la limpieza de los interbloque, usando los actuales contratos de zonas verdes o los de emergencia. Han asegurado que estarán vigilantes para que esto sea una realidad».

A falta de ver el resultado del nuevo anuncio, la FRAVM se felicita por este «importante paso, que sin duda es fruto de la presión ejercida por sus asociaciones de barrio». La buena nueva llega precedida de una decena de asambleas ciudadanas en la calle, una recogida de firmas en la que los colectivos vecinales ya habían conseguido unas 3.000 rúbricas en papel, varias reuniones con partidos políticos y el Ayuntamiento y la realización de una petición de intervención al Defensor del Pueblo.

Además, la Coordinadora de Entidades Ciudadanas de San Blas-Canillejas, el distrito que más se ha movilizado por este problema, impulsó el pasado 16 de febrero una multitudinaria concentración ante su Junta Municipal y la semana pasada pidió en el pleno distrital una posición firme para resolverlo, cosechando una resolución favorable con el consenso de todos los grupos políticos.

“Nunca se debió dejar fuera nuestras calles del contrato de limpieza, fue una decisión errónea e injusta. Los vecinos y vecinas hemos tenido que protestar y movilizarnos para denunciar que la basura se acumulaba en las calles y para exigir que se arreglara la situación. Gracias a la presión vecinal, el Ayuntamiento se ha visto obligado a dar marcha atrás y corregir lo que ha hecho mal (…) Que se limpien las calles no es un regalo, es un derecho de los vecinos y las vecinas y es una obligación del Ayuntamiento, pues para ero pagamos impuestos”, señalan en una nota conjunta la Plataforma Vecinal de San Blas y las asociaciones vecinales la Amistad de Canillejas y Un Tobogán de Simancas.

La FRAVM espera que el nuevo contrato «resuelva por fin el problema generado por el Ayuntamiento en noviembre, cuando, de manera absolutamente incompresible», dejó fuera de los contratos ordinarios de limpieza de la ciudad 294 zonas interbloque de 14 distritos de la capital, algo que está afectando a barrios enteros como el Gran San Blas, la UVA de Canillejas, Entrevías-El Pozo del Tío Raimundo, La Elipa, Fontarrón, Orcasur, Meseta de Orcasitas, Poblado Dirigido de Orcasitas, Almendrales, Opañel, Aluche o Manoteras, «es decir, a decenas de miles de personas de zonas populares de la ciudad».

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *