Madrid, a la cola de España en infraestructuras ciclistas según la OCU

Cambiar el modelo actual de transporte de las ciudades, basado en el uso de combustibles fósiles, altamente contaminantes, por otro en el que los desplazamientos a pie o en bicicleta ganen protagonismo, requiere de una apuesta decidida por parte de los ayuntamientos. Con el fin de valorar dicha apuesta, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha estudiado la funcionalidad de las infraestructuras ciclistas 14 urbes, las ocho más pobladas y otras seis que se significan por el impulso que están dando a la bici.

El estudio, publicado en la revista Compra Maestra de diciembre, considera que para que una red ciclista sea útil y segura, debe cumplir siete criterios: que sea completa, continua, uniforme, directa, reconocible, tupida y que pase por vías principales. Y si bien los resultados han mejorado en general respecto a los del anterior estudio realizado en 2013, solo cinco ciudades obtienen una valoración buena o muy buena.

Vitoria sube del cuarto al primer puesto respecto al estudio de hace ocho años. Y destaca especialmente por lo tupido de su red: da servicio a todas las zonas de la ciudad, cubriendo tanto el centro como las áreas periféricas más pobladas. El segundo lugar es para Sevilla, que, aunque desciende una posición, mantiene excelentes valoraciones en aspectos tales como la uniformidad y conexión entre los distintos tramos.

Valencia es otra ciudad que ha mejorado mucho en los últimos años, ascendiendo de la sexta a la tercera posición. En su caso el aspecto más destacable es el diseño de sus vías, continuo y bien señalizado. Barcelona cierra este póker de ciudades ciclistas, con una generosa red que discurre en buena parte por las vías principales de la forma más directa posible.

Los peores resultados vuelven a ser para Madrid, la única entre las grandes urbes que no aprueba ninguno de los siete criterios analizados. En el caso de la capital de España (y de Málaga), OCU lamenta además el recurso del ciclocarril, «que no es más que una bicicleta pintada en la calzada con una señal de 30 km/h, lo que deja a los ciclistas a merced de los coches». Este tipo de vía ciclista, inciden, «desincentiva el uso de la bicicleta y suele usarse para camuflar la ausencia de una infraestructura específica de carriles bici exclusivos y protegidos».

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *