La Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo celebra su 40 aniversario con una exposición

Con el lema ’40 años creando hogares, transformando Madrid’, la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) ha organizado una exposición fotográfica que conmemora sus cuatro décadas de existencia, que se cumplen este mes de septiembre. La muestra ha sido inaugurada este viernes por el concejal delegado de Vivienda, Álvaro González, y el consejero delegado de la EMVS, Diego Lozano, que han estado acompañados por los delegados de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, y Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, y la concejala delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana, Silvia Saavedra.

La exposición se puede ver en la Biblioteca Municipal Eugenio Trías, situada en el parque de El Retiro, entre el 10 y el 26 de septiembre. La entrada es gratuita. Las fotografías, documentos y maquetas seleccionados hacen balance del importante trabajo desarrollado por la EMVS en estas cuatro décadas. No solo creando vivienda pública, sino realizando importantes proyectos de adecuación arquitectónica, rehabilitación y regeneración que han ayudado a transformar barrios, plazas, edificios y calles de la capital.

Los datos hablan por sí solos. En estos 40 años, la EMVS ha rehabilitado 162.300 viviendas, ha invertido 2.540 millones en obra nueva y regeneración, ha gestionado 31.000 alquileres entre particulares y lo más importante, ha construido casi 30.000 viviendas protegidas a precios asequibles por toda la capital.

La EMV (no incorporaría la S de suelo hasta el año 2004) nació oficialmente el 18 de septiembre de 1981 con dos claros objetivos: impulsar la construcción de vivienda social y gestionar programas de rehabilitación para mejorar la ciudad de Madrid. La aventura de la EMV comenzó con una plantilla de tan solo cuatro personas. Hoy la conforman casi 320 trabajadores. Nada más nacer, la nueva empresa pública pasó a gestionar un patrimonio de 7.453 inmuebles, propiedad del antiguo Patronato Municipal de Vivienda y de su predecesor, el Patronato Municipal de Casas Baratas, fundado en 1932.

La empresa empezó rápidamente a tomar impulso en su actividad constructora y en 1986 ya tenía en marcha 20 promociones que sumaban 1.300 nuevas viviendas protegidas. Además, también despega con su faceta rehabilitadora con el objetivo de regenerar en los siguientes años más de 7.400 viviendas en el centro histórico, en zonas como Malasaña, Lavapiés, Conde Duque, Plaza Mayor y Tirso de Molina. En 1987 cuenta ya con más de 18.000 inquilinos.

En 1996, la EMV cumple 15 años con un gran balance: 8.063 viviendas terminadas repartidas en 167 promociones. Pero la empresa pública asume pronto también nuevas funciones dentro de su labor transformadora de la ciudad. Inicia el Programa Especial de Edificios Singulares, con el objetivo de regenerar edificios públicos para ayudar a recuperar el patrimonio histórico de la capital como el edificio de la Bolsa, 8. También pone en marcha un programa de adecuación arquitectónica para reformar importantes ámbitos de Madrid como el Arco del Triunfo o la Casa de la Panadería de la plaza Mayor o la plaza Dos de Mayo e inicia las Áreas de Rehabilitación Preferente para reformar barrios y ejes de la ciudad tan importantes como las calles Mayor y Fuencarral y zonas de Tetuán.

La exposición muestra que la EMVS ha ayudado a transformar muchas de las zonas más emblemáticas de la ciudad. El Templo de Debod, el barrio de Huertas-Las Letras, el Ateneo de Madrid, la plaza del Alamillo, la plaza de Chueca, la plaza de la Paja, la plaza de Antón Martín, la plaza de las Descalzas, la calle Hortaleza, las corralas de Lavapiés, el mercado de la Cebada, la antigua plaza de Oriente, la calle Montera, el Teatro Alcazar, parte de la Muralla Árabe o el pasaje Pleyel son algunas de las actuaciones realizadas por los profesionales de la EMVS. Incluso el primer aparcamiento robotizado que hubo en la capital fue obra de esta empresa pública.

La EMVS también ha trabajado en la rehabilitación de las iglesias más castizas e importantes de Madrid: San Cayetano, San Lorenzo, San Ginés, San Pedro el Real (La Paloma), la capilla del Obispo, la iglesia de la Buena Dicha, la iglesia de Santiago, de San Marcos, de San Sebastián, de las Calatravas, el oratorio del Caballero de Gracia a o los Patios Claustrales del Sacramental de San Isidro.

2008 fue un año récord. La EMVS nunca terminó tantas viviendas como en ese ejercicio: 2.152 pisos en 24 promociones diferentes, lo que supone una media de seis viviendas al día o 179 viviendas al mes. La empresa pública también ha regenerado barrios enteros. En junio de 2006, abrió la Oficina de Rehabilitación para reformar la Colonia de los Ángeles, en Villaverde. Con un presupuesto de 110 millones de euros, incluyendo la inversión privada, el objetivo era en seis años rehabilitar un barrio que tiene una extensión de 59 hectáreas y 4.798 viviendas.

En 2009, la EMVS inicia otro de esos proyectos llamados a cambiar el tejido residencial de Madrid. En este caso, la rehabilitación integral del barrio de El Aeropuerto, construido en los años 60 para albergar a los obreros que estaban construyendo Barajas. Y en 2013 se inicia la reforma de la Colonia de Los Olivos, en el distrito de Latina. Sin olvidar que la EMVS también ha contribuido estos años al desmantelamiento de importantes núcleos de infraviviendas, aportando soluciones habitacionales a sus residentes, en los desmantelamientos de los poblados de Las Mimbreras, El Cañaveral, Plata y Castañar, Pitis, La Quinta, el Salobral, Trigales, Puerta de Hierro, Santa Catalina, El Gallinero o la Cañada Real Galiana.

El ‘ecobarrio’ de Puente de Vallecas y el ‘ecobulevar’ de Villa de Vallecas son otras de las actuaciones de la EMVS, que en los últimos años también ha empezado a realizar importantes acciones singulares con el objetivo de seguir haciendo ciudad: la reforma del colegio Antonio Moreno, las instalaciones deportivas en Santa Marta de Babio, una nueva biblioteca en el barrio de San Fermín o el gran centro cultural, social y deportivo que ha construido en la antigua iglesia de Maris Stella son solo algunos ejemplos.

“La exposición resume a la perfección los tres ejes que han conformado la importante actuación de la EMVS en estos 40 años: construcción de viviendas protegidas, importantes proyectos de rehabilitación y regeneración en toda la ciudad y un buen número de actuaciones singulares”, ha señalado González, que ha recalcado que “todo esto no hubiera sido posible sin la profesionalidad, experiencia, compromiso e innovación que han mostrado siempre todos los trabajadores de esta empresa pública”.

Actualmente, tras construir casi 30.000 viviendas en estos 40 años, la EMVS tiene un patrimonio de 6.600 casas destinadas al alquiler público. El objetivo ahora es seguir desarrollando la misma función social para la ciudad de Madrid, ya que la empresa tiene en proyecto otras 4.000 viviendas.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *