CCOO advierte de que «el Madrid Central de Almeida es más de lo mismo» y supone «un retroceso medioambiental»

El Ayuntamiento de Madrid propondrá el próximo 10 de septiembre las Zonas de Bajas Emisiones de Distrito Centro y de la Plaza Elíptica en la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible.

Varias fuentes, incluido el Defensor del Pueblo, grupos Ecologistas y asociaciones de vecinos han manifestado que la aprobación de esta regulación «supone un retroceso» en la protección medioambiental respecto de la aprobada por Consistorio en el año 2018. La propia vicepresidenta tercera y titular de Transición Ecológica Teresa Ribera asegura que el ‘Madrid Central’ «podría quedar fuera del Fondo Europeo de Recuperación».

«Hasta la tendencia a denominarlo ‘Madrid Central’ revela que el nuevo proyecto es muy similar al anterior, pese a ser impugnado ante la Justicia y anulado por cuestiones formales por el grupo del Partido Popular, que ahora en el gobierno municipal presenta otro con apenas diferencias sustanciales: la equiparación entre residentes y comerciantes a la hora de establecer las excepciones a la limitación de circulación y estacionamientos de vehículos, y la excepción relativa a los vehículos que entren en la zona de bajas emisiones para dejar o recoger a alumnos de educación infantil y primaria, así como a los de secundaria cuyas necesidades lo exijan, aunque  sin concretar a qué se refiere», exponen.

También se amplía en una hora más la entrada de motos (de 22.00 a 23.00 de la noche) y la entrada de los vehículos de los comerciantes de la zona centro, los que supone alrededor de 15.000 nuevos coches al día. Como ampliación plantea una nueva zona de bajas emisiones (ZBE) en Marqués de Vadillo que, según los indicadores, es la zona más contaminada de Madrid.

Reivindicaciones de CCOO

Desde CCOO Madrid reivindican:

1º Que sin incrementar el número de vehículos que acceden a cualquier Zona de Bajas Emisiones los trabajadores deben tener accesos similares a vecinos, empresarios, acompañantes de niños a colegios, etcétera.

2º Que los criterios de restricción deben ser por emisiones reales y no etiquetas (dos coches iguales con idénticas emisiones, pueden tener etiquetas distintas según el mes de la venta).

3º Que debe considerarse la ocupación de vehículo y el número de vehículos del titular, nivel de renta etc. Además las Zonas de Bajas Emisiones deben disponer de transporte colectivo público en todo su perímetro y en el interior de las mismas, con zonas peatonales que permitan acceder a estos puntos de transporte en menos de 15 minutos las 24 horas del día y con frecuencias adecuadas.

4º Que todos los barrios y distritos de Madrid deben disponer de al menos 2 o 3 tomas de datos de contaminación, completas con todos los contaminantes más agresivos, con indicadores de medidas visuales, actual, media de la última hora, media últimas 24 horas, media mes.

5º Que, como resultado de ese seguimiento, las Zonas de Bajas Emisiones deben extenderse a todos los distritos de Madrid, pues hay otros muchos con grandes problemas de contaminación, como Villaverde y Vallecas, por ejemplo, cuyos vecinos tienen que ver mejorada también la calidad del aire.

6º Que el principal problema de la movilidad en Madrid es el derivado de la actividad laboral y para paliarlo es imprescindible establecer planes de movilidad a las empresas, a polígonos, distritos, barrios y municipios, con una modificación legal que regule una movilidad sostenible para Madrid.

7º Que la movilidad individual no es la solución, ni por ocupación de espacio, ni por seguridad, ni por contaminación aérea, acústica, entre otras, ni aunque hablemos de vehículos con bajas emisiones. Por ello es imprescindible impulsar el transporte colectivo público, su integración, accesibilidad universal, crear nuevos intercambiadores intermodales y las zonas de andar Madrid, para construir un Madrid 15 minutos.

8º Que la mayoría de instalaciones que garantizan derechos fundamentales sobre salud, educación, cultura y ocio se encuentran en las zonas Centrales de Madrid, por lo que garantizar la movilidad sostenible y el acceso a los mismos para todas las personas que viven en Madrid, incluido el “Madrid vaciado”, permite el ejercicio efectivo  de estos derechos.

9º Solo desde un urbanismo responsable, unos servicios de proximidad, una movilidad colectiva pública limpia y extendida, asequible y accesible, un necesario equilibrio territorial y normas explicadas y consensuadas, podremos actuar contra niveles de contaminación inadmisibles en nuestra ciudad.

10º Los problemas de logística y reparto de mercancías en Madrid siguen sin soluciones efectivas y sostenibles.

Hospital

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *