Un paseo escultural por Carabanchel: de estatuas clásicas a homenajes singulares

Te animamos a descubrir el arte paseando por las calles de Carabanchel. En este distrito podrás encontrar desde reproducciones de estatuas clásicas a homenajes singulares en forma de escultura y mucho más.

Seguramente, en más de una ocasión hayas deambulado por la zona pero nunca te hayas parado a observar las composiciones escultóricas que se encuentran por las calles y parques de tu barrio. Pues bien, en este post de Diario Madrid te las enseñamos y te contamos un poquito más acerca de ellas. ¿Nos acompañas?

Puerta Bonita, un barrio del antiguo pueblo

Como sabrás, el barrio de Puerta Bonita es uno de los siete que componen el distrito de Carabanchel. Sus calles cuentan con ciertas esculturas que lo dotan de un encanto especial, como Atletas de José Planes Peñalver. Estas dos composiciones, situadas junto a un centro educativo dentro de la finca de Vista Alegre, son reproducciones de estatuas clásicas que representan las figuras de dos atletas o luchadores.

Continuamos nuestro recorrido con Cruz de Piedra. Se trata de una pequeña cruz de formas clásicas tallada en piedra, decorada con un marcado ensanchamiento de todas sus aristas y sencillas molduras en los extremos. Su origen se remonta a unas fiestas religiosas celebradas en el año 1691 y se encuentra junto a la Parroquia de San Sebastián y la plaza de Carabanchel.

Otra parada imprescindible en Puerta Bonita es El buzón de las palabras, de Lucía Antonini. Puede que sea una de las esculturas más bellas de la zona, ya que simboliza los atemporales conceptos de tolerancia e igualdad entre los hombres a través de la figura de un niño que semeja escribir sobre una gran esfera fragmentos de La historia interminable, de Michael Ende. Está situada en la plaza de Carabanchel frente a la que fuera sede consistorial del antiguo pueblo, hoy edificio de la junta municipal del distrito.

El arte de José Antonio Barrios Ibáñez

José Antonio Barrios es un escultor de Zaragoza que adquirió su formación en la escuela de artes y oficios de esta ciudad. En sus obras, realizadas habitualmente en madera o metal, son frecuentes los temas inspirados en la naturaleza, los instrumentos musicales y escenas humanas.

Una parte de su arte está presente en nuestro distrito y su obra La Familia es ejemplo de ello. Este grupo escultórico, promovido por el Ayuntamiento de Madrid y erigido en 1999, representa, a través de un estilo moderno cargado de contenido poético, a un niño que camina por la ciudad de la mano de una mujer.

Además, es el autor de otros monumentos que se sitúan en diversos emplazamientos de Carabanchel, como Hombre con niño, que representa lo mismo que La Familia, pero la figura que aparece al lado del niño, en este caso, es la de un hombre. En ambas reproducciones está presente la idea del barrio como escenario de la vida cotidiana de los ciudadanos.

Por último, de este escultor, encontramos La paloma de la paz que muestra la figura de este símbolo universal, representada de forma conceptual. El contorno de la misma queda definido por cuatro piezas triangulares de metal. La figura se completa con dos aros y un pequeño cilindro de metal que dan forma a los ojos, de dimensiones desproporcionadas, y una ramita de olivo sujeta al pico del animal.

Esculturas en un entorno natural

En los espacios más verdes de Carabanchel también se respira el arte. En el parque de la Emperatriz María de Austria se encuentra La flecha, uno de los escasos elementos ornamentales presentes en esta zona. La escultura, en la que se puede apreciar una clara influencia del arte «pop», representa la figura de una gran flecha tridimensional y muy voluminosa.

En otra zona ajardinada, junto al acceso de la iglesia parroquial de Santa María Madre de la Iglesia, situada en el recinto docente de los Padres Marianistas, se ubica la Estatua Virgen María, que representa la figura completa de la Virgen María con el Niño Jesús, ambos sin corona, y en el regazo de éste, una paloma.

En el conocido parque de San Isidro se encuentra, la cabeza de Francisco de Goya, pieza de proporciones monumentales construida en piedra caliza. Además, muy cerca de ésta última está Ventana a Madrid, de Enrique de Salamanca. Esta reproducción, dedicada a los yacimientos paleontológicos de la zona, es una escultura no figurativa realizada en acero corten y chapa metálica y compuesta por una pantalla vertical a modo de fuste.

En el Palacio Viejo de la Reina Cristina, en la finca de Vista Alegre, encontramos la estatua de San José, sosteniendo al Niño Jesús, y Santa Rosa de Lima. Ambas son esculturas figurativas de líneas clásicas.

Y finalizamos este recorrido con Dos toros del Palacio de Vistalegre, de José Cobo Calderón. Este conjunto escultórico de bronce no se encuentra en ningún espacio verde, pero no nos lo podíamos dejar en el tintero, ya que, en la actualidad, es la única imagen vinculada al antiguo espíritu taurino del lugar, ocupado desde el año 1908 por la popular plaza de toros de Vista Alegre, conocida como La Chata, que se derribó para construir el pabellón multiusos actual.

Fuente, texto y fotos: Diario Madrid.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *