Ayuso ofrece los Bomberos de Madrid al Gobierno de España para los incendios en Turquía, Grecia e Italia

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este jueves que el Ejecutivo autonómico ha ofrecido y pone a disposición del Gobierno de España el ERICAM, la unidad especial de emergencia y respuesta inmediata del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, por si fuera necesaria la ayuda en los incendios que están asolando diferentes países del Mediterráneo, como Turquía, Grecia o Italia.

“Nos queremos solidarizar con todos los países del Mediterráneo que están sufriendo fortísimos incendios, especialmente en Turquía donde ya ha habido 8 fallecidos, entre ellos, bomberos”, ha señalado la presidenta durante su visita al Parque de Bomberos de San Martín de Valdeiglesias, donde ha analizado la situación del Pantano de San Juan, tras el fuego registrado el fin de semana pasado.

Tras señalar que los incendios están siendo “devastadores” este año, ha explicado que la Comunidad pone a disposición del Gobierno de España el ERICAM “por si junto a las autoridades europeas se precisa la ayuda de contingencias de extinción”. “Ahí vamos a estar también desde la Comunidad de Madrid para ayudarles a todos ellos”, ha sostenido.

COMUNIDAD DE MADRID
FOTO: D. SINOVA

El ERICAM es el equipo especial de emergencia y respuesta inmediata del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, creado para dar una respuesta conjunta y coordinada de los organismos de la región a catástrofes que se producen en alguna comunidad autónoma española así como en cualquier país del mundo.

Por otro lado, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha alertado de que los incendios este verano están aumentado de manera “peligrosa” y ha hecho un llamamiento a la colaboración ciudadana para no “bajar la guardia”.

Díaz Ayuso ha desgranado algunos de los datos para advertir de la situación de este verano: La Comunidad de Madrid ha tenido en lo que llevamos de año 220 incendios, 52 más que el año pasado y 12 más que la media de los últimos diez años. Esto se traduce en 207 hectáreas quemadas (28 hectáreas de arbolado), 1.000 hectáreas menos que el año pasado, teniendo en cuenta el incendio que se registró en Robledo el 2 de agosto de 2020; y 400 hectáreas menos que la media de los últimos días años.

“El 82% de los incendios de este año, por ahora, han quedado en conatos, lo que avala la calidad de la actuación de los dispositivos que se han puesto en marcha, pero volvemos a decir una y otra vez que no podemos quedarnos de brazos cruzados ni relajarnos porque ahora vienen otra vez semanas de altas temperaturas y, por tanto, necesitamos la colaboración ciudadana”, ha subrayado Díaz Ayuso.

Desde el inicio de la campaña 2021 del Plan de Protección Civil contra incendios forestales en la Comunidad de Madrid (INFOMA), el pasado 1 de enero, el 82% de los incendios forestales producidos se ha quedado en conatos (menos de 1 hectárea quemada). Respecto al balance de la primera mitad de la época de peligro alto, que se desarrolla entre el 15 de junio y el 30 de septiembre, en lo meteorológico, el mes de junio fue bastante benigno.

Sin embargo, en el mes de julio las condiciones han sido adversas por elevadas temperatura, humedades muy bajas y masa de combustible vegetal cada vez más seco según discurre la estación. De hecho, durante este último mes se han vivido algunos días críticos en que se ha tenido que restringir puntualmente actividades que pudieran producir algún tipo de chispa, por su peligrosidad potencial.

Así, desde el pasado 15 de junio y hasta el 1 de agosto, se han producido en la región 109 incendios forestales, el 75% de los cuales ha quedado en conatos, con una superficie arbolada quemada del 17% gracias a la labor de los más de 5.000 profesionales y voluntarios coordinados por la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM112). Contando estos 109 incendios forestales, en dicho periodo se han registrado en total 408 incendios de vegetación. Es decir, casi 300 de estos fuegos han tenido lugar en terreno agrícola o urbano.

Trabajos post-Filomena

Paralelamente a las labores de prevención y extinción habituales en el INFOMA, la Comunidad de Madrid, a través de la ASEM112, ha intensificado su trabajo de retirada de combustible vegetal en las zonas más afectadas por la borrasca Filomena del pasado mes de enero, que provocó la práctica desaparición de la infraestructura de protección contra incendios bajo arbolado en una superficie de más de 1.400 hectáreas.

Los trabajos de eliminación del material combustible en los cortafuegos y fajas auxiliares –que separan el medio natural de áreas urbanas- se van a desarrollar hasta el próximo mes de noviembre y para ello se está utilizando maquinaria pesada específica. Las actuaciones están dirigidas por personal técnico del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid.

La Dirección General de Emergencias ha ejecutado trabajos o está en proceso en montes de 73 parajes en 52 municipios de la Comunidad de Madrid. La superficie que se está abordando en estos momentos alcanza las 1.125 hectáreas, siendo los municipios con más superficie afectados Galapagar, con 97 hectáreas; San Martín de Valdeiglesias, con 84; Arganda del Rey, con 77; y la Dehesa de Valdelatas, entre Madrid y Alcobendas, con 66 hectáreas muy dañadas. Actualmente, se han finalizado totalmente los trabajos en 653 hectáreas, casi la mitad de la superficie programada.

Precisamente, en los montes del municipio de San Martín de Valdeiglesias, se han extraído 15.223 estéreos de leñas y ramaje, lo que representan, tras su tratamiento, unas 600 toneladas de astillas. En la zona del incendio forestal, que estaba poco afectada por la borrasca Filomena, se actuó, además, por parte de la Dirección General de Biodiversidad y Recursos Naturales en una franja de 15 metros a ambos lados del camino que ha quedado dentro de la zona quemada.

411 EFECTIVOS PARA EL FUEGO DEL PANTANO DE SAN JUAN

La presidenta ha reconocido hoy el trabajo y el despliegue para el fuego del pasado fin de semana en San Martín de Valdeiglesias, donde participaron efectivos del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad, de las Brigadas Forestales, de Agentes Forestales, Protección Civil, el Equipo de Respuesta Logística Inmediata de Voluntarios de Protección Civil ante Emergencias (ERIVE), la Guardia Civil, Policías Locales, SUMMA 112 y Cruz Roja.

El fuego, que se originó el pasado 31 de julio en la cala nudista del Pantano de San Juan, ha afectado a 50 hectáreas forestales, de las cuales 20 corresponden a superficie arbolada, 20 a matorral y 10 hectáreas de pasto. Se desplegaron 117 recursos de extinción durante los días 31 de julio y 1 y 2 de agosto para sofocar el incendio, con 411 efectivos -la Comunidad de Madrid aportó 106 recursos y 369 efectivos-. Así, sobre el terreno trabajaron 23 dotaciones de bomberos, 23 retenes de empresa, cinco nodrizas, una cuadrilla terrestre procedente de Castilla y León y 23 vehículos ligeros.

En cuanto a medios aéreos, se dispuso de 8 helicópteros y 2 aviones anfibios. Precisamente, durante la extinción del incendio, se utilizó la cámara térmica del helicóptero para determinar puntos de mayor temperatura y perímetro del fuego. Además, se utilizó maquinaria pesada, medios adicionales como un puesto de mando avanzado, vehículos de carácter logístico y la intervención de la Unidad de Drones del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *