La Puerta del Sol se convierte desde hoy en un macrocentro de donación de sangre

La Comunidad de Madrid, a través del Centro de Transfusión, organiza desde este viernes, 25 de junio, un dispositivo especial de donación de sangre en la Real Casa de Correos –sede del Gobierno regional para aumentar las reservas de cara al verano. Este viernes 25 y sábado 26 de junio los patios interiores de este edificio acogen un despliegue de 16 puestos de donación que estarán activos de forma simultánea cada jornada.

Los ciudadanos que quieran acudir a donar colaborando de forma solidaria en esta campaña extraordinaria, deberán acceder a las instalaciones por la calle San Ricardo. Este macropunto de donación de sangre abrirá el viernes a las 10:00 horas y el sábado, una hora antes, a las 09:00 horas, y funcionará de forma ininterrumpida hasta las 20:00 horas ambos días.

El objetivo es conseguir 3.000 donaciones de sangre tanto a través del dispositivo especial organizado en la sede de la Comunidad de Madrid como del resto de puntos de donación activos en la región: 28 hospitales públicos, unidades móviles, el Centro de Transfusión y la sala de Cruz Roja de la calle Juan Montalvo, 3. La ubicación de las distintas salas y sus horarios de funcionamiento pueden consultarse en esta página web www.madrid.org/donarsangre.

De esta forma, se espera alcanzar un nivel óptimo de reservas de sangre para afrontar el verano, periodo en el que tradicionalmente se registra un descenso en las donaciones de sangre como consecuencia de las vacaciones y los desplazamientos de la población a otros destinos.

Dispositivo excepcional por el temporal Filomena

En total, las donaciones de sangre registradas desde febrero de este año han supuesto 7.500 bolsas menos en comparación con el mismo periodo de 2019. Cabe recordar que el pasado mes de enero la Comunidad de Madrid ya habilitó un dispositivo excepcional en la Real Casa de Correos debido al temporal de nieve Filomena, con una respuesta espectacular por parte de la ciudadanía.

Si bien la demanda hospitalaria ha sido menor, desde hace semanas no ha dejado de crecer. Las donaciones diarias, sin embargo, han ido bajando progresivamente hasta situarse en una media de 650 por día, frente a las 900 que necesita la Comunidad de Madrid para afrontar las necesidades de los centros sanitarios y mantener las reservas en estado óptimo.

La pandemia de COVID-19 y las medidas preventivas que se han ido estableciendo para hacerle frente han afectado a las donaciones de sangre que se obtienen tanto en los hospitales como en las unidades móviles. En el caso de los centros hospitalarios, las restricciones en el acompañamiento y visitas de los pacientes han supuestos una disminución en el número de potenciales donantes y, además, la supresión de las tradicionales “maratones” de donación que acogían periódicamente ha impedido la obtención de 10.000 bolsas de sangre extras/año.

En cuanto a las unidades móviles, la eliminación o restricción de la enseñanza presencial en las universidades y el teletrabajo han impedido o reducido significativamente las colectas que se realizaban en estos ámbitos. Y con la ausencia de la Campaña de Metro se dejaron de obtener otras 3.000 donaciones.

Aunque desde el Centro de Transfusión se han llevado a cabo campañas como la reciente “Semana de la donación. Tu hospital te necesita”, desarrollada entre los pasados días 14 y 18 de junio, que han ayudado a mejorar las reservas de sangre, es necesario un impulso más para recuperar su nivel óptimo con vistas al periodo estival.

Donar sangre, un acto seguro

El Centro de Transfusión recuerda a los madrileños que los puntos de donación de sangre habilitados en la región son espacios seguros que cuentan con las debidas medidas de protección y seguridad. Los requisitos generales para colaborar son tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos y tener buena salud.

Como medida preventiva, aquellas personas que hayan tenido síntomas compatibles con el COVID-19 (fiebre, tos, problemas respiratorios etc…) o hayan estado en contacto con un paciente con infección confirmada, no deben acudir hasta pasados 15 días. En el caso de las personas que hayan pasado el COVID- 19, tampoco deben hacerlo hasta pasados 14 días de una PCR negativa o 28 días tras la desaparición total de síntomas.

En cuanto a las personas que hayan sido vacunadas, si tras pasar 48 horas no han tenido fiebre y se encuentran bien físicamente, también pueden contribuir al aumento de las reservas. Si han tenido fiebre y ésta persiste pasadas las 48 horas, deben esperar 15 días, porque es posible que no tenga relación con la vacuna y esté vinculada a algún proceso infeccioso de otra índole.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *