La nueva Ordenanza de Prestaciones Económicas de Madrid agilizará las ayudas y reducirá burocracia

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

La Comisión de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy el texto de la reforma de la Ordenanza de Prestaciones Económicas que llegará, por tanto, al Pleno municipal del mes de marzo con el preceptivo dictamen favorable. Al texto presentado por la Junta de Gobierno se han añadido enmiendas acordadas por todos los grupos, tras lo que ha contado con el voto favorable de PP, Ciudadanos, PSOE y Vox y con el voto en contra de Más Madrid.

El objetivo de la reforma de la ordenanza es reducir la burocracia, agilizar la concesión de ayudas y, de esta manera, permitir que los equipos de servicios sociales puedan dedicar más tiempo al trabajo con los usuarios. El nuevo texto se ha trabajado en el área social durante los últimos cuatro meses y se ha sometido al conocimiento de todos los grupos políticos, que han hecho diversas aportaciones recogidas en las enmiendas aprobadas.

La nueva ordenanza establece modificaciones en tres aspectos principales. Por una parte, favorece que las ayudas se puedan conceder en prepago, es decir, que las familias puedan recibir primero el importe y después justificar el gasto. Esta fórmula ya está establecida en la Tarjeta Familias mediante la emisión de sucesivas instrucciones. A partir de este momento el procedimiento queda fijado y se podrá aplicar a otras ayudas.

En segundo lugar, el nuevo texto permite que la fiscalización de los gastos se pueda llevar a cabo analizando solo una muestra de los justificantes y no la totalidad. De esta forma, se descarga de trabajo a los equipos de los servicios sociales, lo que no solo permitirá agilizar los trámites burocráticos, sino también dedicar más tiempo a la intervención social con los usuarios.

Por último, la nueva norma permite la plurianualidad de las ayudas. Hasta ahora, las prestaciones decaían el 31 de diciembre y debían autorizarse de nuevo a partir del 1 de enero. La aprobación de este texto permitirá que si una ayuda se ha concedido por más de un mes, no tenga que autorizarse de nuevo cada ejercicio. De esta forma, la ordenanza se adapta a las necesidades de las familias y no a las de la administración.

La aprobación de la reforma de la Ordenanza de Prestaciones Económicas supondrá dar cumplimiento al punto cuatro del Capítulo I de los Acuerdos de la Villa, aprobados en julio del año pasado por unanimidad en el pleno municipal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *