La Fiscalía de Madrid pide 6 años por estafa para «el hombre de los 2.000 tumores»

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

La Fiscalía Provincial de Madrid solicita 6 años de prisión para Francisco José Sanz González de Martos, conocido como Paco Sanz, y otros tres años para su pareja L. C. C. por un delito continuado de estafa. El  juicio, que comienza hoy, se celebrará los días 8, 9, 10 y 15 de febrero.

El representante del Ministerio Público señala que el acusado, fingiendo que le quedaban escasos meses de vida, consiguió recaudar en siete años 264.780 euros pidiendo ayudas económicas a través de las redes sociales y hasta en los medios de comunicación para tratar de conseguir un tratamiento experimental en Estados Unidos, porque en España no existía, de una enfermedad que en realidad no tenía ningún riesgo vital inminente.

En 2009 a Paco Sanz se le diagnosticó el «Síndrome de Cowden», una enfermedad de origen genético de las catalogadas como «raras” y que se caracteriza por la aparición de hasta 2.000 tumores benignos aunque sin riesgo vital inminente.

Al acusado se le concedió la incapacidad absoluta para trabajar por enfermedad común siendo beneficiario de una pensión de 745,99 euros actualizable conforme al IPC abonándosele la misma en una cuenta bancaria abierta a su nombre en La Caixa.

Aprovechándose de su enfermedad Paco Sanz urdió un plan para obtener un lucro patrimonial ilícito entre los años 2010 y febrero de 2017. Durante este tiempo hizo creer mediante el uso de redes sociales y medios de comunicación que su enfermedad revestía una gravedad mucho mayor que la que realmente tenía, realizando manifestaciones tales como que le quedaban escasos meses de vida, y que la única manera de salvarse es realizar un tratamiento experimental que  solo podía encontrar en Estados Unidos y que no existía tratamiento alguno en España.

Bajo el pretexto de financiar ese supuesto tratamiento que necesitaba para curar la enfermedad que padecía el acusado creó en 2010 la página web www.ayudapacosanz.com en la que exageraba los síntomas de su enfermedad, “afirmando que sufría un cáncer genético, o que le quedaban escasos meses de vida, todo ello con la finalidad  de lograr conmover a las personas que tuvieran acceso a dicha información  para que le donaran fondos en la creencia de que serían destinados a financiar el presunto tratamiento en EEUU al que el acusado decía que debía someterse para la cura de su  enfermedad y que en realidad consistía en un ensayo experimental gratuito y sin coste alguno para éste, pues los costes del ensayo eran cubiertos por la entidad promotora del ensayo”.

En dicha página web Paco Sanz colgaba mensajes del siguiente tenor “me avergüenza pedir dinero”, “no lo haría si mi situación no fuera límite” “solo quiero seguir viviendo», «nunca pensé que esto pudiera ocurrirme”, “de pronto, vivir se convirtió en mi única meta», «Mi vida parece una pesadilla, pero pese a todo no quiero perderla.” “¿Me ayudas?», «he agotado mis recursos y los de mi familia, “las autoridades me ignoran”  estando dichos llamamientos a la caridad orientados a conseguir un beneficio patrimonial, aportando su número de cuenta bancaria de La Caixa, en la que figuraban como titulares tanto Paco Sanz como su padre, la cuenta de la Asociación APSISCE u otra cuenta en la que figuraba como persona autorizada su madre “como medios para recibir los donativos de aquellas personas que se quisieran apiadar de él”. Daba incluso la posibilidad de que se le donase dinero mediante el envío de un sms solidario con un coste de 1,45 euros al número 25600 con la Palabra Paco o también la posibilidad de donarle cantidades económicas a través de su cuenta de PayPal.

Paco Sanz tenía también abiertos perfiles en diversas redes sociales que utilizaba para continuar con su campaña de empatía y sensibilización del colectivo a su favor e incrementar las donaciones a recibir. “Dichas maniobras lograron efectivamente su cometido, sensibilizando de tal modo a muchas personas y colectivos, contactando el acusado con diversos actores, presentadores de televisión que se hicieron eco de la enfermedad de Paco Sanz y, a través de las redes sociales, difundieron desinteresadamente los mensajes de necesidad de ayuda económica que necesitaba el acusado”, añade la Fiscalía

El presunto estafador dio de alta el 19 de enero de 2012 en el Registro Nacional de Asociaciones la «Asociación Paco Sanz Para La Investigación Del Síndrome De Cowden España» (APSISCE), de la que se nombró presidente y en cuyos estatutos rezaba que carecía de ánimo de lucro  y que sus  fines  eran  el apoyo social a enfermos y familiares, “y la difusión de la enfermedad por todos los medios lícitos y posibles” abriendo una cuenta bancaria en La Caixa

Uno de los afectados por la estafa fue la Fundación Seur que en 2012 tenía activa la campaña “Tapones para una nueva vida” consistente en la recogida de tapones de plástico y posterior reciclaje de los mismos, obteniéndose una cantidad económica que se donaba a familias con escasos recursos y un menor minusválido en un grado de al menos 80%, consiguiendo el acusado tras contactar con R. F. M. y engañarle que le transfiriera 10.000 euros.

Para dar más publicidad a su enfermedad y conseguir llegar a más personas con el objetivo de apoderarse de más fondos, el acusado contactó con diversos actores y presentadores de televisión que “conmovidos” por la falsa historia que les contaba acerca de su enfermedad accedían a colaborar con él, bien mediante donativos bien mediante la organización de galas benéficas para recaudar fondos.

Así en particular el humorista Santi Rodríguez organizó una gala benéfica en Valencia el día 30 de mayo de 2013 en las que reconocidos artistas, participaron de forma  altruista para obtener beneficios para que Paco Sanz se tratara de su enfermedad, corriendo con todos los gastos de la organización Santi Rodríguez existiendo igualmente una fila cero a disposición de cualquier persona para que quien no pudiendo acudir a la gala y  deseara ayudar a Paco Sanz pudiera hacerlo mediante una transferencia bancaria.

En dicha gala se recaudaron por la venta de entradas la cantidad de 3000 euros que fueron entregados a Paco Sanz con el objetivo de ayudarle a costear el supuesto tratamiento médico al que se estaba sometiendo en Estados Unidos.

En ese mismo año  2013 y en la creencia de  estar ayudando al acusado en la lucha de su enfermedad y a conseguir recursos económicos se publicó el libro llamado «Paco Sanz, una vida de sueños, una vida de lucha», escrito por Miguel Hervas Abad, siendo escrito  el prólogo  por el youtuber «AuronPlay», y el epílogo por Pedro García Aguado, ex deportista profesional y presentador de diversos programas de televisión, que colaboraron de forma altruista en dicho libro con el objetivo de que el acusado consiguiera fondos para tratarse su enfermedad en EE. UU.

Finalmente logró que el libro se publicara en la editorial Iris con el objetivo de que el 50% de cada ejemplar vendido se destinara al acusado para una vez más conseguir fondos para curar la enfermedad que padecía. El precio de venta al público era de 12 euros por ejemplar llegándose a vender 364 ejemplares, obteniendo por este canal 2.184 euros.

También durante 2013 Paco Sanz contrató con la empresa Altiria la línea 25600 de mensajería instantánea que estuvo operativa el día 8 de febrero de 2017 en el que las personas interesadas podían mandar un SMS con la palabra Paco con un coste por SMS de 1,45 euros recibiendo el acusado el 60% del importe de cada SMS. En total 12.312 personas enviaron 17.497 SMS con la palabra Paco al 25600.

También fueron supuestamente estafadas otras caras conocidas como Dani Mateo, Javier Cárdenas, Risto Mejide, Santiago Segura, Dani Martínez, Jorge Javier Vázquez, el youtuber Raúl Álvarez, el futbolista Álvaro Negrero, Charo Reina, Ramón Melendi y Clara García, pero habrían renunciado a lo estafado.

De esta manera obtuvo unos ingresos de 13.384,86 euros. A finales del año 2015 y hasta 2017 el acusado mantuvo una relación sentimental con L. C. C. “la cual teniendo conocimiento del modus vivendi de Paco Sanz consistente en la petición de donaciones altruistas para sufragar el pretendido tratamiento de su enfermedad cuando en realidad utilizaba el dinero para su lucro”.

Para ello la L. C. C. abrió el 29 de febrero de 2016  una cuenta bancaria en la que figuraba ella misma como persona autorizada y que su pareja publicitaba en las redes sociales para recibir ayuda económica. Una vez obtenidos dichos fondos, los empleaban a fines distintos de los anunciados en relación con el supuesto tratamiento de la enfermedad tales como compra de artículos  ropa, terminales móviles tales como teléfonos I-Phones e IPads y equipos informáticos de la marca APPLE  viajes, cruceros, comidas en restaurantes, compra de un vehículo, pagos de préstamos adquiridos, facturas de agua, luz, líneas de móvil, etc así como frecuentes e importantes reintegros de dinero en cajeros automáticos, “toda vez que el tratamiento experimental al que se sometía en EEUU era gratuito, corriendo los gastos en favor de la entidad que realizaba el ensayo y que el medicamento que se le suministraba en España se le dispensa de manera gratuita en el Hospital General Universitario de Valencia”.

Hospital

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *