Más Madrid exige la dimisión de Borja Carabante: «5 días después de Filomena, Madrid sigue sumida en un caos»

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

«Día 5 después de la borrasca Filomena: Madrid sigue sumida en un caos, sin que se pueda transitar por las calles, sin apenas autobuses de la EMT, con los contenedores de basura desbordados, con miles de árboles caídos…».

Así lo ha denunciado Más Madrid, que ha exigido la dimisión de Borja Carabante, delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, ante su «improvisación y la ineficaz gestión constatada».

La concejala de Más Madrid Esther Gómez ha subrayado que «primero fue la falta de previsión para adoptar las medidas necesarias ante la gran nevada que se avecinaba la semana pasada -de la que los meteorólogos llevaban alertando desde el mes de diciembre y que se cumplió casi milimétricamente- y después ha sido la total improvisación para gestionar la vuelta a la normalidad en las calles de la capital».

En este momento, la mayoría de las calles de Madrid siguen impracticables, llenas de nieve y hielo, lo que impide que se restablezca la recogida de basura y provoca que el servicio de EMT (que solo funciona al 20 %, con 34 de las 213 líneas de la EMT que hay en Madrid) deje barrios enteros sin cubrir como Entrevías, que haya miles de árboles caídos y sin retirar de la vía pública. “Es un peligro moverse por la ciudad”, denuncia Esther Gómez.

Para el grupo municipal de Más Madrid, el delegado de Medio Ambiente, Borja Carabante, “debe abandonar la soberbia que está demostrando ante la difícil situación que vive la ciudad y asumir responsabilidades por esta caótica gestión y dimitir. De él depende que se quedaran atrapados 260 autobuses en la nieve, que el fin de semana no quedase sal en Madrid o que ahora todo esté patas arriba por falta de previsión, recursos y personal”.

Además, ha insistido la concejala, la ciudad se quedó sin sal durante el fin de semana y no se han abierto caminos peatonales salvo por parte de la iniciativa vecinal. Pese a la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y de otras comunidades, «la falta de medios es evidente y tiene a la ciudad sumida en el caos cinco después de la nevada».

“Con las calles todavía llenas de hielo, en especial los espacios peatonales, Madrid no podrá restablecer el servicio de recogida de basura, garantizar los suministros ni abrir los coles. Detrás de todo esto -ha recalcado Esther Gómez- está el contrato integral de limpieza, que lleva ocho años afectando gravemente a la ciudad. Ante las previsiones, y conociendo los reducidos medios del servicio, deberían haberse planificado un refuerzo en el acopio de sal, maquinaria y personal, que no sucedió. Todo continuó igual, los autobuses o los planes para recoger la basura, hasta que Madrid empezó a quedar sepultada por la nieve el viernes por la noche».

La concejala ha aludido también a «la falta de eficacia en el restablecimiento de las líneas de la EMT. Así, en vez de garantizar la limpieza del viario y las paradas de las calles principales y la prestación de una red básica que dé cobertura a los distritos, se están poniendo en servicio líneas regulares que son desviadas constantemente porque las calles de sus itinerarios no están despejadas de nieve y hielo. Ni siquiera las paradas están limpias de hielo, por lo que tanto la circulación como la subida y bajada de los usuarios a los vehículos están siendo peligrosos».

«Improvisación en la recogida de basuras, desabastecimiento y desequilibrio»

Respecto a la recogida de residuos, critican que «el PP no ha escuchado las propuestas de Más Madrid y una gran parte de la ciudadanía, que plantearon hace días que se concentrará la recogida en los grandes ejes que fueran estando transitables. La situación exige una planificación detallada, que vaya comunicando a los vecinos los puntos de recogida de residuos factibles a tiempo real y evitando que los operarios se pongan en riesgo en calles intransitables». “Cero organización que convierte a la ciudad helada, además, en una montaña de basura”, lamenta Esther Gómez.

A pesar de que los accesos a Mercamadrid han sido despejados, en muchos barrios los comerciantes de perecederos no pueden transportar el género hasta sus negocios. De hecho, en las zonas donde el acceso sigue muy limitado ya se han acabado las frutas y las verduras, lo que obliga al vecindario a hacer desplazamientos más lejos de sus domicilios para intentar así hacerse con víveres frescos.

Por otro lado, las actuaciones para despejar la ciudad, “como es costumbre en este Gobierno municipal, están más reforzadas en el interior de la M-30 que en los barrios de la periferia”.

Más Madrid ya ha solicitado un Pleno extraordinario para que el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, dé explicaciones sobre la gestión de la nevada. Y también el cese del gerente de la EMT, Alfonso Sánchez, «por la pésima gestión del servicio durante el pasado viernes».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Este sitio web cumple con la política de cookies y las utiliza para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando por este sitio, asumiremos que está de acuerdo con ello.Para más información consulte nuestra Política de cookies y Política de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies