El Museo Reina Sofía recibió a 1.248.486 visitantes en 2020, un 71.8% menos respecto al año anterior

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

En 2020 se ha roto la tendencia al alza en cuanto a la evolución al alza en el número de visitantes del Museo Reina Sofía, que se venía repitiendo un año tras otro. La pandemia provocada por el coronavirus ha afectado a todos los sectores sociales y de manera muy directa al cultural.

La ausencia total de visitantes durante el período de cierre del Museo (que se produjo entre el 13 de marzo y el 6 de junio), unido a la situación posterior al mismo, con escasez de turistas extranjeros y nacionales, restricciones en los desplazamientos, limitación de aforos, desaparición de las visitas escolares y de grupos o la supresión de numerosas actividades de carácter presencial, han condicionado la realidad del Reina Sofía en los últimos meses en lo que a visitas se refiere.

En este escenario tan peculiar en el que, sin embargo, el Museo ha permanecido más activo que nunca a pesar de las múltiples dificultades a las que ha tenido que hacer frente, la institución ha recibido en los últimos doce meses a 1.248.486 visitantes, frente a los 4.425.699 registrados en 2020.

De ellos, 448.211 corresponden a la sede principal, 608.603 al Palacio de Cristal y 191.672 al de Velázquez, ambos situados en el Parque del Retiro. En términos porcentuales y de manera global, el Museo contabiliza un 71,8% menos de visitantes en relación al año anterior.

La situación anómala vivida en los últimos diez meses también ha provocado una importante caída de los ingresos propios que genera el Museo referidos a publicaciones, alquiler de espacios, patrocinios, cánones, venta de entradas, etc, … En este último concepto, en ingresos por venta de entradas, se ha producido una disminución de alrededor de un 82%.

Ello ha sido debido, no solo al hecho de que haya bajado el número de visitantes, sino a la decisión del Museo de reducir el precio de la entrada en los meses posteriores a la reapertura y mantenerlo el mayor tiempo posible, con la intención de facilitar la vuelta del público, de acercar la cultura a la ciudadanía en un momento en que se necesitaba más que nunca.

Hay que apuntar que, aunque de manera lenta, la tendencia de los últimos meses del año en cuanto al número visitas ha experimentado un ligero y progresivo aumento. No obstante, las medidas de control estricto del aforo, no solo global, sino en cada una de las salas, unidas al resto de condicionantes, hacen que exposiciones que están teniendo una magnífica respuesta de público, como la recientemente inaugurada Mondrian y De Stijl, la dedicada al Niño de Elche, o Audiosfera, hayan de ser vistas únicamente por un número reducido de personas en cada uno de los pases establecidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Este sitio web cumple con la política de cookies y las utiliza para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando por este sitio, asumiremos que está de acuerdo con ello.Para más información consulte nuestra Política de cookies y Política de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies