Desalojada una fiesta ilegal en Carabanchel con 23 jóvenes, algunos menores, sin mascarilla y consumiendo alcohol y tabaco

  • Puedes seguir todas las noticias de actualidad de Carabanchel que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace
  • Puedes seguir todas las noticias de actualidad de la ciudad de Madrid que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

Agentes de la Policía Nacional han desalojado esta madrugada de sábado, 19 de diciembre, una fiesta ilegal en un establecimiento de ocio del distrito madrileño de Carabanchel. Los hechos ocurrieron en un local de la calle Atanagildo.

Una patrulla de la Policía Nacional detectó ruido y música a alto volúmen procedente de su interior. Ante ello llamaron a la puerta varias veces, hasta que se les permitió el acceso. Allí encontraron a 23 jóvenes, algunos de ellos menores de edad, consumiendo bebidas alcohólicas y tabaco en «shishas». No se usaban mascarillas ni se respetaban otras medidas de seguridad frente al COVID-19.

Ante ello los agentes procedieron a desalojar el local e identificaron a un total de 23 asistentes a la fiesta, no pesando sobre ninguno una cuarentena por la pandemia, siendo propuestos todos para sanción por incumplir las normas antiCOVID del Estado de Alarma y de la Comunidad de Madrid.

Además, durante el registro del local y los cacheos personales se encontraron un arma blanca y un bate de béisbol a dos de los asistentes a la fiesta, por lo que se tramitaron sendas propuestas para sanción.

Este no ha sido el único caso de fiesta ilegal esta semana. Agentes de la Policía Municipal de Madrid han desalojaron la madrugada del pasado jueves, 17 de diciembre, una fiesta ilegal en un piso turístico del distrito madrileño de Centro, junto a la Gran Vía, el segundo en apenas una semana.

Los hechos ocurrieron en un piso de apenas 40 metros cuadrados en el número 22 de la calle Desengaño, a raiz de las llamadas ya de madrugada de los vecinos que denunciaban ruido y música a alto volúmen procedente de una fiesta multitudinaria en dicho piso, que había comenzado a primera hora de la noche.

Ante ello los agentes de la Policía Municipal de Madrid acudieron a dicho piso, del que se podía oir ajetreo de muchas personas y volúmen muy alto de música, por lo que llamaron a la puerta. En el interior había un total de 22 jóvenes de origen extranjero, concretamente europeos, que fueron identificados y desalojados.

Sin embargo, los vecinos denuncian que ni los asistentes ni el organizador de la fiesta fueron denunciados. Es más, explican que una vez se marchó la Policía Municipal, los jóvenes regresaron y continuaron con la fiesta hasta las 5 de la madrugada. Además, exponen que como represalia por las llamadas, les llenaron de escupitajos y basura el ascensor.

Por todo ello los vecinos de la zona critican que no se multe ni se denuncie a estos inquilinos extranjeros y que ni el Ayuntamiento de Madrid ni la Junta Municipal del distrito Centro «estén haciendo nada para controlar estas fiestas ilegales en viviendas de uso turístico».

«Zorras» y «perras»

El pasado viernes, 11 de diciembre, fueron detenidos cuatro jóvenes tras el desalojo de una fiesta en otro piso turístico del distrito madrileño de Centro, junto a la Puerta del Sol. Los hechos ocurrieron en el número 8 de la calle Arenal, a raiz de una llamada de un vecino que denunciaba ruido y música a alto volúmen procedente de una fiesta multitudinaria en el 3º piso, que había comenzado a primera hora de la noche. El sonómetro en la calle del vecino incluso llegó a detectar niveles de ruido superiores a la normativa.

Ante ello los agentes de la Policía Municipal de Madrid acudieron a dicho piso, del que se podía oir ajetreo de muchas personas y volúmen muy alto de música, por lo que llamaron a la puerta varias veces, aunque sin respuesta.

Tras varios minutos de espera, asistentes a la fiesta finalmente abrieron la puerta. Entonces las dos agentes de la Policía intervinientes pidieron a los asistentes a la fiesta que apagaran la música y que se identificaran, momento en el que los jóvenes hablaron de muy malas maneras a las agentes, con expresiones como «no usan guantes y nos pueden pegar cualquier cosa», «no tienen otra cosa mejor que hacer, piraos, que tenéis coronavirus», «míralas, son una hijas de puta», «zorras» y «perras».

En un cierto momento, los asistentes a las fiesta se abalanzaron contra las policías e intentaron pegarla, ante lo que las agentes tuvieron que usar la fuerza para recucir a los atacantes. Tras conseguir controlar la situación, fueron detenidos tres chicas de 20 años y un chico de 19 años de edad, todos acusados de los delitos de atentado a la autoridad y contra la salud pública.

Se identificaron a un total de 24 asistentes a la fiesta, no pesando sobre ninguno una cuarentena por la pandemia, siendo propuestos todos para sanción por incumplir la norma antiCOVID al exceder el límite máximo de 6 personas en reuniones, tanto públicas como privadas, tal y como establecen las normas impuestas por la Comunidad de Madrid.

Los vecinos denunciaron que esta situación no es la primera, dado que este piso es alquilado frecuentemente a jóvenes para realizar fiestas los fines de semana. Incluso los agentes fueron requeridos el sábado por hechos similares en el mismo piso.

Desalojadas 350 fiestas ilegales con 8 detenidos e impuestas 309 multas por botellón en Madrid el pasado fin de semana

La Policía Municipal de Madrid ha intervenido durante el pasado fin de semana, entre la noche del viernes, 11 de diciembre, y la madrugada de este lunes, 14 de diciembre, alrededor de 350 fiestas ilegales, celebradas en domicilios particulares o en locales que superaban la hora de cierre, frente a las casi 300 del fin de semana pasado.

Según ha indicado fuentes del Área de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, en algunas de ellas había un número de personas superior al permitido y no se usaban mascarillas ni otras medidas de seguridad frente al COVID-19.

Las actuaciones más destacadas han tenido lugar en varios locales ubicados en los distritos de Usera, Centro, Chamberí y Villa de Vallecas. En el primero de los distritos, el de Usera, se intervino en una fiesta ilegal en un garaje de la calle Doctor Tolosa Latur, que finalizó con 22 personas identificadas y 2 detenidos.

También se intervino una fiesta ilegal en un piso en la calle Arenal, en el distrito Centro, con 12 denunciados y 4 detenidos; en un local de ocio en la calle Covarrubias, en el distrito de Chamberí, con 28 personas denunciadas y un arrestado; y en otro local de ocio en la carretera de Villaverde a Vallecas, con 12 denunciados y un detenido.

Los agentes municipales han procedido también a imponer 309 multas por botellón, frente a las casi 400 del fin de semana pasado, en aplicación de las normativas municipales, regionales y del Estado de Alarma para prevenir los contagios por el COVID-19, que ya ha matado en Madrid a más de 12.000 personas.

Desde la Policía Municipal de Madrid han destacado que, al contrario que durante el primer Estado de Alarma (decretado a mediados de marzo) cuando las labores policiales se redujeron al no haber gente en la calle, ahora además de estas actuaciones de control actúan ante todo lo que pasa en la ciudad (accidentes, cortes de tráfico, hurtos, etc.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Este sitio web cumple con la política de cookies y las utiliza para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando por este sitio, asumiremos que está de acuerdo con ello.Para más información consulte nuestra Política de cookies y Política de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies