El Hospital Isabel Zendal recibe a 5 nuevos pacientes derivados del Gregorio Marañón y del Clínico San Carlos

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

El Hospital Enfermera Isabel Zendal ha recibido este sábado a cinco nuevos pacientes con COVID-19 procedentes de los hospitales Clínico San Carlos y Gregorio Marañón, que se suman a la mujer de 63 años que llegó este viernes derivada de las urgencias del Hospital Universitario Gregorio Marañón con neumonía por COVID-19 y pronóstico estable.

Esta mañana de sábado han ingresado un hombre y una mujer procedentes de las urgencias del Hospital Clínico San Carlos y a primera hora de la tarde han ingresado dos hombres y una mujer procedentes de las urgencias del Hospital Gregorio Marañón.

El nuevo centro público quedó inaugurado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el pasado martes 1 de diciembre. Los pacientes que vayan a ingresar vendrán derivados de las urgencias de hospitales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).

Los pacientes serán recibidos por un equipo de admisión e ingresarán en el pabellón número 2 del Hospital, en la zona de la Puerta de Alcalá, en un espacio habilitado con 48 camas y 4 puestos de UCI.

El hospital se ha construido en sólo 100 días, con una capacidad de 1.008 camas de hospitalización organizadas modularmente en torno a controles de enfermería y 48 puestos de UCI, 16 de cuidados intensivos y 32 de cuidados intermedios, es decir un total de 1.056 camas. Sin embargo, tan solo están operativas de momento unas 200.

Un total de 106 profesionales del SERMAS, que han querido incorporarse voluntariamente a trabajar a este hospital, ya se encuentran prestando atención. Las plantillas se completarán progresivamente con los 11.324 contratos de refuerzo que la Consejeria de Sanidad ha renovado hasta el 30 de junio de 2021, por la actual situación de pandemia. Entre ellos destacan 1.067 facultativos, 5.063 profesionales de Enfermería y 3.274 técnicos en cuidados auxiliares de Enfermería.

En este sentido, además de los 106 profesionales que han solicitado su traslado voluntario, ya se han adscrito al hospital de forma «forzosa» los siguientes profesionales contratados como refuerzo para la pandemia COVID-19: 22 celadores, cuatro auxiliares administrativos, un auxiliar de Farmacia, cinco técnicos superiores especialistas en Radiodiagnóstico, un facultativo especialista en Medicina de Trabajo y un técnico superior de Prevención de Riesgos laborales.

El hospital cuenta con la tecnología más avanzada para que las personas que en él ingresen reciban una atención efectiva a través de unos cuidados de calidad, cercanos, integrales y humanizados.

Este nuevo recurso permitirá liberar al resto de hospitales de la red pública de carga asistencial por coronavirus. En este sentido, su objetivo es asumir el grueso de la carga asistencial de hospitalizaciones en planta, con las condiciones que requieren las personas que padecen COVID-19.

Además, desde el punto de vista de Salud Pública, desde la Comunidad de Madrid exponen que «es más racional y operativo mantener agrupados a todos los pacientes infectados por COVID-19 que requieren de hospitalización. Se evitan así potenciales contagios de otros pacientes y profesionales durante la hospitalización, incluyendo los que se atribuyen a las visitas hospitalarias».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Este sitio web cumple con la política de cookies y las utiliza para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando por este sitio, asumiremos que está de acuerdo con ello.Para más información consulte nuestra Política de cookies y Política de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies