Un estudio afirma que el COVID-19 causa lesiones neurológicas en uno de cada siete contagiados

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

No hay evidencia de que el nuevo coronavirus, responsable del COVID-19, invada el cerebro o los nervios directamente. Sin embargo, causa un daño neurológico potencialmente grave en una de cada siete personas infectadas, tal y como ha concluido un nuevo estudio de investigación. Estas lesiones pueden variar desde confusión temporal, debido a niveles bajos de oxígeno corporal, hasta accidentes cerebrovasculares y convulsiones en los casos más graves, dicen los autores del estudio.

El estudio, publicado en la prestigiosa revista ‘Neurology’, dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina Grossman de la New York University (NYU), no mostró ningún caso de inflamación del cerebro o de los nervios (meningitis o encefalitis), lo que indica que no hubo invasión inmediata de estos órganos por el virus pandémico SARS-CoV-2.

Aunque no hay confirmación del virus en el cerebro, esto no debería tranquilizar a los pacientes, ya que «las complicaciones neurológicas por COVID-19 deben tomarse en serio porque aumentan drásticamente el riesgo de que un paciente muera mientras aún está en el hospital, que es del 38%», dicen los investigadores. Estos efectos adversos también aumentan en un 28% la probabilidad de que un paciente con coronavirus necesite terapia o rehabilitación a largo plazo inmediatamente después de su estancia en el hospital.

«Los resultados de nuestro estudio no mostraron signos de que el coronavirus ataca directamente al sistema nervioso», dijo la doctora e investigadora principal del estudio, Jennifer Frontera, del Departamento de Neurología de NYU Langone Health. «Las complicaciones neurológicas observadas en COVID-19 son predominantemente los efectos secundarios de estar gravemente enfermo y sufrir niveles bajos de oxígeno en el cuerpo durante períodos prolongados», ha incidido.

En el estudio, los investigadores monitorearon el progreso de 606 pacientes adultos con COVID-19 diagnosticados con trastornos cerebrales u otras afecciones médicas relacionadas con los nervios en los cuatro hospitales Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York y Long Island entre el 10 de marzo y el 20 de mayo, cuando las infecciones por coronavirus estaban en su punto máximo en la región.

Problemas neurológicos

Los primeros informes de Asia y Europa, donde las infecciones aumentaron antes de aumentar en los Estados Unidos, también “dispararon la alarma” sobre un posible daño cerebral causado por la infección por coronavirus. Debido a esto, el equipo de investigación estaba listo para buscar cualquier signo de disfunción neurológica entre los miles de pacientes ingresados ​​en el hospital en la primavera. Entre todos los hospitales, 4.491 pacientes dieron positivo por COVID-19 durante este período.

El estudio revela que problemas neurológicos comunes, como confusión causada por desequilibrios químicos de electrolitos, infección severa o insuficiencia renal, se encontraban entre los diagnósticos que surgieron 48 horas después del desarrollo de los síntomas generales del COVID-19, que incluyen fiebre, dificultad para respirar y tos.

La mitad de los afectados neurológicamente tenían más de 71 años y los que no experimentaron disfunción cerebral tenían en promedio 63 años. La mayoría (66%) eran hombres y el 63% eran blancos. Jennifer Frontera señaló que los resultados del estudio sugieren que los negros no tienen mayor riesgo de complicaciones neurológicas que otros pacientes con COVID-19, lo cual es una «buena noticia», ya que se sabe que los negros tienen mayor riesgo de muerte por infección por coronavirus. Sin embargo, dijo que esta observación potencialmente importante requiere más investigación.

Estabilizar los niveles de oxígeno puede salvar vidas

Aunque se sabe que el coronavirus ataca otros órganos, incluidos los vasos sanguíneos y el corazón, los investigadores dicen que su principal objetivo son los pulmones, donde dificulta la respiración y deja al cuerpo sin el oxígeno que necesita para mantenerse con vida. Los niveles bajos de oxígeno en el cuerpo y el cerebro fueron otro problema neurológico común que reveló el estudio, niveles bajos que pueden provocar confusión, coma o daño cerebral permanente.

«Los resultados de nuestro estudio sugieren que los médicos deben ser más agresivos para estabilizar los niveles de oxígeno corporal en pacientes con COVID-19 como una terapia potencialmente clave para detener, prevenir y / o posiblemente revertir los problemas neurológicos», dijo Steven Galetta. investigador principal del estudio.

Philip K. Moskowitz, profesor y jefe del Departamento de Neurología de NYU Langone, dijo que varias terapias de aumento de oxígeno en sangre que pueden funcionar contra problemas neurológicos en pacientes con COVID-19 incluyen la intubación temprana o el uso de máquinas de soporte cardíaco y pulmones (ECMO), que «limpian» mecánicamente la sangre y «distribuyen» oxígeno

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *