CSIT denuncia la «infrautilización» de los Bomberos en las residencias durante la crisis del COVID-19

El Sindicato de Bomberos, federado en CSIT-Unión Profesional, ha denunciado este miércoles que la Comunidad de Madrid «no está empleando todos los recursos disponibles para hacer frente a la crisis que está viviendo la región en las residencias de personas mayores, infrautilizando a este colectivo como profesionales de Emergencias».

«Al contrario de lo que se ha venido realizando en otros servicios de bmberos del Estado, los responsables del Cuerpo de Bomberos en la Comunidad de Madrid decidieron reducir a mínimos los operativos, lo que supone una merma activa, de cara a poder realizar más acciones, al objeto de ayudar en la trágica situación en la que se encuentran las residencias», exponen.

Para el Sindicato de Bomberos la situación que se está viviendo en las residencias de ancianos es «un gran siniestro, en comparación con otros grandes desafíos vividos recientemente como el gran incendio de este verano en Cadalso de los Vidrios»

No obstante, «existe un hecho básico diferenciado: esta vez, son nuestros mayores en las residencias los que necesitan que les salvemos la vida». Por ello, consideran que «se han de utilizar, con la máxima celeridad posible, todos los recursos disponibles que permitan hacer frente a las intervenciones ordinarias y la asistencia a nuestros mayores.

Actualmente, «solo cuatro parques de bomberos de los 19 de la Comunidad de Madrid (Valdemoro, Tres Cantos, Aldea del Fresno y Coslada) están actuando en el Plan de Contingencia Integral, elaborado por la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, algo totalmente insuficiente».

En relación a la recogida y traslado de cadáveres de las residencias, «dado que el Parque de Bomberos de Las Rozas es el único destinado a realizar dicha labor, a pesar de las continuas peticiones reclamadas por este Sindicato, así como por parte de los propios bomberos, reiteramos la necesidad de refuerzo y apoyo de otros parques para llevar a cabo este cometido».

Desde CSIT entienden que reforzar los parques con el personal necesario para poder llevar a cabo las tareas indispensables «paliaría, en la mayor medida de lo posible, las consecuencias de esta pandemia. Sin embargo, según la Jefatura, la bajada de mínimos operativos y la decisión de no mezclar personal entre parques se decide como medida preventiva para evitar contagios entre trabajadores».

El Sindicato de Bomberos cree que esta decisión «no tiene lógica alguna, puesto que los bomberos han de juntarse tanto de forma diaria, cuando son enviados a otros parques por ausencia de personal, como en tareas voluntarias (almacén del hospital de IFEMA, desinfección de ambulancias para SUMMA, etc)».

Con esta reivindicación, el Cuerpo de Bomberos «quiere dejar clara su plena disposición como servidores públicos, por lo que es necesario denunciar la toma de decisiones unilaterales que se están llevando a cabo por parte de los responsables del colectivo».

El Sindicato de Bomberos y la Asociación Profesional MOBOM han remitido una carta denunciando estos hechos a diferentes administraciones (Ministerio de Sanidad, Federación Madrileña de Municipios, Delegado del Gobierno, Defensor del Pueblo…) y grupos políticos de la Asamblea de Madrid, instando a emplear mayor cantidad de recursos disponibles en bomberos en estas obligaciones.

Esta organización sindical considera «inadmisible» que «sean los propios trabajadores los que tengan que pedir a sus responsables que se cuente con ellos de forma proporcional, debido a la gravedad de la situación que vivimos. Los bomberos salvan vidas y disponen de formación y preparación adecuada para actuar de forma integral. Resulta inaudito que se esté contratando a médicos jubilados o estudiantes porque la situación así lo requiera y, sin embargo, no tengan en cuenta a estos profesionales, mientras continúa en ascenso el número de fallecidos en residencias».

Para ejecutar tal labor, desde el Sindicato de Bomberos exigen para toda la plantilla, además de EPIs, test para la detección del COVID-19, puesto que, hasta la fecha, «solo se han realizado éstos al personal con síntomas o en cuarentena, hecho que ha obligado a muchos trabajadores a pagarse la prueba de su propio bolsillo, al contrario de lo sucedido en Ayuntamiento de Madrid, que está realizando la prueba al 100% de sus efectivos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *