La FRAVM se une a la petición sindical de cierre de los comercios los sábados por la tarde y domingos

  • «La medida reduciría el riesgo de contagios y permitiría un mejor descanso para trabajadores y trabajadoras que, como los de los supermercados, están sometidas a un enorme estrés laboral», inciden.
  • La situación de confinamiento de la mayoría de la población posibilita que las familias «se organicen para realizar la compra durante la semana laboral».
  • CCOO ha trasladado esta petición a la Comunidad de Madrid, lo que implica suspender la actual ley de libertad de horarios comerciales.

La propuesta está rodeada de «lógica y sensatez«, inciden. Por eso, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) ha decidido unirse a CCOO en su petición de cierre de los establecimientos comerciales los domingos, sábados por la tarde y festivos mientras dure la actual crisis sanitaria.

Se trata de una medida que, exponen, «implicaría pequeñas molestias a las y los consumidores pero supondría un importante avance para miles de trabajadores y trabajadoras que en estos momentos están sometidos a un enorme estrés laboral. Cajeras de supermercado, dependientes y dependientas de alimentación y de otros sectores del comercio considerados esenciales se encuentran en la primera línea de exposición ante el coronavirus y, según fuentes sindicales, cada vez es mayor el número de contagiados y enfermos entre ellos y ellas«.

Reducir el horario comercial tal y como ha propuesto CCOO al Gobierno regional «permitiría que estos trabajadores y trabajadoras, a los que aplaudimos cada día a las 20:00 desde nuestros balcones, descansen un día y medio, lo que no solo rebajaría su actual estrés y presión laborales sino que serviría para reducir las posibilidades de trasmisión del virus. Cualquier medida en este sentido, cualquier actuación que permita llegar a aplanar la curva, es bienvenida en estos momentos«.

Pero además, dada la situación de confinamiento en la que se encuentran la inmensa mayoría de familias madrileñas, «estamos seguros de que estas no tendrían demasiada dificultad en organizarse para realizar sus compras entre semana, desde el lunes por la mañana hasta el sábado a mediodía. Salvo raras excepciones, la ciudadanía madrileña ha demostrado hasta el momento una entereza, responsabilidad, empatía y solidaridad excepcionales, por lo que no dudamos de que encajaría perfectamente el recorte horario, una medida que, insistimos, serviría para aligerar la enorme carga que en estos momentos soportan las plantillas de trabajadores del ámbito del comercio«.

De aprobarse, la limitación horaria implicaría suspender, al menos temporalmente, la actual Ley 2/2012, de 12 de junio, de Dinamización de la Actividad Comercial en la Comunidad de Madrid, una norma que desde que fuera aprobada, hace ocho años, ha contado con el rechazo de sindicatos y asociaciones vecinales. «Pero si entonces no existía una necesidad social real para que los comercios estuviesen abiertos el sábado por tarde, el domingo y los días festivos, ahora mucho menos«, añaden desde la FRAVM.

Por todo lo anterior, la FRAVM, tal y como ha hecho ya CCOO, demanda al Gobierno regional el cierre de los establecimientos comerciales los sábados por la tarde y los domingos, y una adaptación del horario el resto de días de la semana para que sea posible cerrar en momentos destinados a la limpieza de los locales y a la reposición de productos.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *