El juez admite a trámite el recurso de Más Madrid contra el ‘‘apagón’’ de los semáforos de la A-5

Los ediles José Manuel Calvo y Marta Higueras, en nombre de Más Madrid  presentaron la semana pasada un recurso ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 8 de Madrid contra la reversión de las medidas puestas en marcha por el Gobierno de Manuela Carmena con el fin de convertir en la práctica la A-5 en vía urbana a su paso por la capital.
Finalmente, el juez ha admitido a trámite este martes dicho recurso de Más Madrid contra el «apagón» de los semáforos de dicha vía llevado a cabo por el nuevo equipo de Gobierno de PP y Ciudadanos.

Además de denunciar el «apagón», el recurso expone también el cambio de la señalización, tanto vertical como horizontal, de la carretera sentido entrada a Madrid, entre la avenida de los Poblados y la Carretera de Boadilla como el cambio de señales de ‘ceda el paso’ a ‘STOP’ en el acceso a la A-5 desde la calle Carlina, la supresión de la línea de carril bus, y la vuelta a la velocidad máxima de 50 a 70 kilómetros por hora.

Test de claidad del sueño

Desde Más Madrid exponen que esta reversión incumple el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Madrid del 25 de mayo del 2016, en el que se aprobó con los votos de Ahora Madrid y PSOE esta transformación de la A-5 a vía urbana para «mitigar los graves problemas que sufren vecinos y vecinas de la zona por el ruido, la contaminación atmosférica y las deficiencias de accesibilidad existentes».

Con esta reversión, denuncian en su recurso, se han creado «graves consecuencias para la seguridad vial», recuperándose «un punto negro en la seguridad vial, el del acceso desde la Carretera de Boadilla». Calvo expone que en los 4 meses de funcionamiento de los semáforos no se produjo «ni un solo accidente» en ese punto negro,

Además de que esta «regresión», que se ha hecho «sin los informes técnicos pertinentes, supone un deterioro de la calidad ambiental en lo referente al ruido debido al incremento de la intensidad media diaria de la vía y al incremento del límite de velocidad de 50 a 70 kilómetros por hora.»

«Apagón» de los semáforos

El pasado miércoles, 26 de junio, se prodjo este «apagado técnico», que consitió en poner los semáforos en ámbar antes de apagarlos del todo.

Además, se procedió al cambio de señales de ‘ceda el paso’ a ‘STOP’ en el acceso a la A-5 desde la calle Carlina y la supresión de la línea de carril bus.

Según indicaron desde el Ayuntamiento de Madrid, estos cambios se produjeron tras haber llevado a cabo «numerosas reuniones técnicas» y haciendo que «prevalezca la seguridad vial de conductores y viandantes a la hora de tomar las medidas que regulen la vía».

La eliminación de los semáforos en la A-5 es el primer paso del ambicioso plan al que se comprometió el actual equipo de Gobierno consistente en soterrar la A-5, desde su actual salida del túnel en la avenida de Portugal y hasta la Avenida de los Poblados. Según fuentes municipales, no estaría listo hasta, al menos, el año 2021.

Casi 4 kilómetros de nuevo túnel que se harían de manera similar al soterramiento de la M-30 y de Madrid Río llevados a cabo hace dos legislaturas por el PP y que provocaron la mayor deuda jamás registrada en la ciudad de Madrid.

Este túnel contaría con tres carriles por cada sentido de circulación, mientras que en la superficie habría tan solo un carril por cada sentido para la circulación de los autobuses de la EMT de Madrid y de los vehículos de los residentes de la zona.

Nada ha explicado aún el Gobierno de como solucionará el problema de sortear el túnel de la línea 5 de Metro que cruza la vía o la cercanía de los cimientos de las viviendas, a muy escasos metros, o donde colocará las salidas de humos del nuevo túnel.

Radar de tramo y velocidad máxima

El concejal delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, el popular Borja Carabante, informó ese mismo día del «apagón» que, a pesar del fin de los semáforos en la A-5, el radar de tramo instalado por el gobierno anterior encabezado por Manuela Carmena se mantenía.

En cuanto a la velocidad máxima, que Ahora Madrid tenía la intención de rebajar a 50 km/h, se mantuvo a 70 km/h en toda la A-5 considerada como vía urbana. Según Carabante, esto se debe a la necesidad de «homogeneizar la señalización en todo el tramo».

Hospital

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *