La FRAVM, Ecologistas en Acción, GRAMA y Composta en Red piden a Carabante una reunión urgente para abordar el cierre de la incineradora de Valdemingómez

  • Los colectivos ciudadanos temen que el Consistorio, «con la excusa del contencioso contra la Estrategia de Residuos municipal presentado por la Comunidad de Madrid, deje en suspenso el compromiso municipal de cierre de la instalación en 2025».
  • Este temor se ha visto acrecentado por el propósito de la Comunidad de Madrid de trasladar los residuos de la Mancomunidad del Este al Parque Tecnológico.

Ante la propuesta de la Comunidad de Madrid de trasladar los residuos de la Mancomunidad del Este (Corredor del Henares) a Valdemingómez y el mantenimiento de su contencioso administrativo contra la Estrategia de Residuos del Ayuntamiento de Madrid, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y los colectivos conservacionistas Ecologistas en Acción, GRAMA y Composta en Red han solicitado una reunión urgente con el delegado del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio, Borja Carabante, para que aclare su postura sobre el cierre de la incineradora del parque tecnológico.

Muy preocupadas por la intención manifestada por el Gobierno municipal de suspender la citada estrategia con la excusa del contencioso presentado por la Comunidad de Madrid, algo que podría dar al traste con el compromiso de clausura de esta instalación en 2025, las organizaciones sociales trasladarán al concejal la necesidad de que se cumpla este plazo.

Antes, el Ayuntamiento de Madrid debe aprobar un plan de cierre programado de la incineradora que, a tenor de los grupos vecinales y ecologistas, debería de ser “participado por la sociedad civil”.

El pasado 16 de mayo, bajo el gobierno de Manuela Carmena, la Junta de Gobierno de la ciudad aprobó la Estrategia de Prevención y Gestión de Residuos de la Ciudad de Madrid, que incluye la clausura definitiva de la incineradora de Las Lomas.

Aunque los colectivos sociales defendían que el cierre se produjera cinco años antes, cuando vence el actual contrato de explotación de la instalación, finalmente cedieron y aceptaron una reducción progresiva de su actividad hasta su cierre definitivo en 2025.

Pero ahora, si el Consistorio que dirige José Luis Martínez Almeida entierra la estrategia de residuos aprobada por la anterior Corporación, que «a pesar de pecar de falta de ambición en algunos aspectos ha sido valorada como un importante avance por los grupos vecinales y ecologistas, este anhelo ciudadano puede quedar en suspenso», exponen.

El propósito de la Comunidad de Madrid de llevar a Valdemingómez las más de 200.000 toneladas de residuos que actualmente acoge el vertedero de Alcalá de Henares, hasta la puesta en marcha de la planta de Loeches, no hace sino acrecentar este temor.

La llegada de este volumen de basura no solo puede echar al traste la clausura definitiva de la incineradora de Las Lomas sino otros planes de gran importancia para las poblaciones afectadas por la actividad del Parque Tecnológico, como el proyecto de reducción de malos olores, la mejora y modernización de sus distintas plantas o la desconcentración de instalaciones de tratamiento de residuos.

No en vano, el vecindario de Villa de Vallecas, que desde su puesta en marcha sufre a diario la contaminación atmosférica y odorífera de Valdemingómez, se encuentra en estos momentos en pie de guerra para evitar que el Ayuntamiento de Madrid acepte la llegada de más basura.

Por todo lo anterior, la FRAVM, Ecologistas en Acción, GRAMA y Composta en Red esperan que Borja Carabante «atienda cuanto antes su petición para poder trasladarle, en persona, las mil y una razones por las que consideran imprescindible que se apruebe el plan de cierre de la incineradora de Las Lomas, algo que, por motivos de salud pública y medioambiental, llevan más de dos décadas reivindicando».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *