Detenidos 7 trabajadores que hurtaban teléfonos móviles y material electrónico a su propia empresa

  • Se detectaron varias sustracciones tanto en una importante empresa de Madrid como en una de sus naves en Valladolid, el valor del material robado ascendió a 25.000 euros.
  • Existía un claro reparto de papeles entre los empleados, todos ellos pertenecientes al turno de noche. Varios sustraían los efectos y otros los sacaban de la empresa para venderlo posteriormente.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a siete individuos como presuntos autores de la sustracción de efectos de la empresa en la que trabajaban. Se detectaron varios robos de terminales móviles y distintos objetos electrónicos tanto en los camiones donde se transportaba la mercancía como en una de sus principales naves.

Entre los autores existía un reparto de papeles que facilitaba la comisión, unos eran los encargados de sustraer los objetos en las operaciones de carga y descarga de los camiones y otros de sacarlos de la empresa para posteriormente venderlos. Tras las detenciones llegaron a recuperarse 34 teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos.

La investigación se inició tras la denuncia por parte de la responsable de incidencias de la empresa cuando detectó la sustracción de varios terminales móviles, especialmente los que iban destinados a una de las naves situada en Valladolid. A continuación pudo acreditarse que las sustracciones se daban tanto en una de las empresas de transportes de Madrid como en una de las naves en la localidad vallisoletana de Aldeamayor de San Martín.

Contaban con la anuencia del encargado

Realizadas las pesquisas pertinentes los agentes confirmaron que las sustracciones las realizaban los trabajadores pertenecientes al turno de noche de la empresa vallisoletana, compuesto en concreto por cuatro personas. Entre ellos se encontraba el encargado, quien aprovechando su lugar privilegiado en la empresa ofrecía su consentimiento al resto para que en las labores de carga y descarga de camiones, sustrajeran cajas de material electrónico y móviles.

Una vez que tenían los efectos en su poder estos eran vendidos tanto a particulares, familiares o conocidos, los cuales a su vez los vendían a tiendas de compra-venta, mercadillos o tiendas de segunda-mano. Posteriormente los presuntos autores se repartían el dinero obtenido.

En la operación han intervenido diferentes unidades, entre ellas las del Grupo Operativo de Investigación Zonal de Madrid, agentes de la Comisaría de Valladolid, así como de la Comisaría Provincial de Pontevedra. Los investigadores han podido recuperar 34 terminales móviles y diferentes aparatos electrónicos, todo lo cual se encontraba valorado en 25.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *