Carta abierta de ADEPPU al presidente del Gobierno en funciones

CARTA ABIERTA AL SR. PRESIDENTE DEL GOBIERNO ESPAÑOL

Madrid, 5 de Agosto de 2019

Señor Presidente,

Esta Asociación en Defensa de las Pensiones Públicas (ADEPPU), se dirige a usted mediante esta carta pública porque entendemos que el mayor enemigo de la Seguridad Social son las mentiras que la derecha económica traslada a la ciudadanía con el mensaje que está al borde de la quiebra.

Históricamente la Seguridad Social ha tenido superávit. Durante muchos años se transfirió al Tesoro, a fondo perdido, descapitalizando la Seguridad Social. Solo recientemente se utilizó para crear la llamada hucha de las pensiones, valorada en unos 67.000 millones de euros en 2011. Ahora se dice que tiene un déficit de 18.000 millones de euros anuales.

De todos es conocido que el anterior Gobierno del PP, estableció una ley para limitar la revalorización de las pensiones, al 0,25%. Esta ley no ha sido derogada, aunque en los dos últimos años no se ha aplicado.

En enero de 2018 usted, como Secretario General del PSOE inició, junto a otros miembros de su Ejecutiva, entre ellas Magdalena Valerio, hoy ministra de Trabajo, una serie de charlas por toda España denunciando la situación de los pensionistas y la existencia de los gastos impropios que se imputaban a la Seguridad Social y que nosotros evaluamos en 18.000 millones.

Entendemos que en la anterior legislatura no se ha podido modificar la Ley de Pensiones.

Pero en este momento los pensionistas de toda España, independientemente de su adscripción política, esperan de su Gobierno que den prioridad a la modificación de la ley, a la retirada de los gastos impropios y, si es necesario, a incrementar los ingresos de la Seguridad Social mediante impuestos.

Creemos que el Gobierno no puede insistir en querer hacer los cambios de la Seguridad Social por unanimidad en el Pacto de Toledo porque el PP considera a las pensiones como un gasto excesivo, mientras que el PSOE y demás partidos de la izquierda, además de algún partido minoritario de derechas, lo considera un derecho adquirido por los ciudadanos. Por lo cual la unanimidad es imposible. Por ello el Gobierno debe liderar una mayoría que de manera urgente le permita cambiar la ley. Los pensionistas no podemos perder cuatro años más en espera de un falso consenso.

Ante un asunto tan importante, el Gobierno debería promover un debate público para que todo el mundo lo conociera y se posicionara frente a él.

Le pedimos más firmeza en la subida de impuestos. Estamos de acuerdo con su programa electoral, pero hay que llevarlo a cabo desde ahora, con cuatro años por delante hasta las próximas elecciones.

Se va a hacer un nuevo Estatuto de los Trabajadores. Su tramitación requerirá tiempo y entendimiento entre sindicatos y patronales. Al final, en los puntos que no haya acuerdo, tendrá que decidir el Gobierno.

Hay una serie de puntos urgentes que no permiten espera. Un gobierno con sensibilidad social debe solucionarlos sin demora.

En la lucha contra los falsos autónomos, el ejemplo de los mensajeros y los comerciales es elocuente. Si hay que cambiar la legislación para incluirlos en el Régimen General, habrá que hacerlo. Los cambios introducidos por el anterior Gobierno del PP con el único fin de bajar los sueldos y quitar derechos a los trabajadores, tienen que ser resueltos por el actual sin más consultas. Llevamos varios meses dando vueltas a una reforma que no llega, y la paciencia tiene un límite.

Al igual que colaboraremos con el mantenimiento de la Seguridad Social, estaremos vigilantes sobre cuantas cosas le afecten.

Adjuntamos un documento, elaborado por nosotros, relativo a la SITUACIÓN ECONÓMICA DEL SISTEMA DE PENSIONES que hacemos público para que tenga una mayor difusión dado que todos estamos o estaremos afectados.

Deseamos, y esperamos, que su próximo Gobierno cuente con suficiente apoyo para llevar a cabo los cambios que necesita este país. Pero a la vez le decimos que en el programa de gobierno que se ha llevado a la Unión Europea han incluido la mochila austríaca. Este asunto lo único que puede aportar es división entre los ciudadanos que apoyan al Gobierno. Este tema no ha sido debatido ni por el PSOE ni por los sindicatos y creemos que en este país no tiene ningún sentido plantearlo y choca con los derechos de los trabajadores.

Atentamente: Manuel Pénelas García
Presidente de ADEPPU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *