La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha informado este jueves a la Junta de Gobierno del nombramiento de Mar Barberán Parrado, que en la actualidad era consejera técnica del Gabinete de Alcaldía, para que sea la comisionada del barrio de Malasaña.

La figura del Comisionado de Malasaña se crea por decisión de la alcaldesa tras una reunión mantenida recientemente con los representantes de los vecinos de Malasaña, preocupados por el deterioro que sufre la zona “como consecuencia del turismo invasivo y del ocio nocturno. El Ayuntamiento está comprometido en un proceso de recuperación en el que Malasaña vuelva a ser habitable y sostenible para la ciudadanía”, ha incidido.

La comisionada actuará como interlocutor directo con las asociaciones, entidades y vecinos para canalizar sus peticiones y quejas. Al mismo tiempo, deberá movilizar y coordinar los servicios municipales necesarios para dar una respuesta ágil. Ello supone la puesta en marcha de un plan integral de actuación para que las distintas áreas de Gobierno intervengan de una manera coordinada y eficaz.

Su objetivo es conseguir la regeneración de la zona y la recuperación de Malasaña como barrio histórico, cultural y emblemático de Madrid. “Es, sin duda, un gran reto permitir el desarrollo del barrio con actividades económicas y turísticas que preserven el entorno y permitan que los residentes vivan en un ambiente de convivencia pacífica e integradora, mejorando su bienestar y su calidad de vida”, ha indicado carmena.

Para la fase de diagnóstico se utilizarán todos los estudios y planes de intervención realizados desde la Junta Municipal del distrito Centro, Áreas de Gobierno implicadas en materia de Limpieza, Seguridad, Urbanismo, Medio Ambiente, y, por supuesto, la Mesa del Ocio.

Mar Barberán es licenciada en Ciencias de la Información, diplomada en Trabajo Social, funcionaria en el Cuerpo Técnico de la Administración Especial desde 1990 y, desde el comienzo de la actual legislatura, es consejera técnica del Gabinete de Alcaldía.